¿Valen la pena las delaciones premiadas?

Por Abril Peña

¿Valdrán la pena las delaciones premiadas ? Estos acuerdos realizados por la Procuraduría General de la República están sentando un precedente nefasto, el mensaje que se les envía a los funcionarios y empleados públicos es que coja todo lo que usted pueda mientras esté, acepte que sus jefes les utilicen en los entramados de sus respectivas instituciones, porque cuando llegue la hora, si usted delata y ofrece algunas pruebas y se vuelve testigo de la fiscalía conseguirá salir libre y quedarse con una parte importante de lo sustraído, mejor de ahí se daña.

Y a todo esto esto, en los casos actuales,’ni siquiera hay garantías de que se conseguirán sentencias de culpabilidad contra el resto de acusados, después de todo, no es lo mismo acusar que probar que estas acusaciones son ciertas, un ejemplo es el caso Odebretch tanto en Brasil como aquí, donde la mayoría de los acusados han sido liberados o se han tenido que usar subterfugios legales para poder darle a la sociedad alguna ilusión de justicia.

En resumen, es el negocio del capaperro, que promueve el latrocinio más que evitarlo y además es hasta injusto para el resto de los delincuentes, si se quiere y por decirlo de alguna manera, porque a ellos no se les permite devolver lo robado, ni chivatear a nadie para quedar en libertad.

Relacionadas