¿Vale la vida un celular?

Compartir:
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

La muerte de Albert Ramírez a solo horas para graduarse de Educación,  por el robo de su celular, es un hecho que ha frustrado a la ciudadanía.

La zona es conocida por los continuos robos, incluso en cadena, como la ocasión en que una sola noche abrieron una gran cantidad de vehículos en una calle cercana a la reconocida universidad, incluso el centro de estudios tuvo que llegar al extremo de pagar seguridad privada para cuidar los alrededores para garantizar la seguridad de los estudiantes, pero todo eso no fue suficiente, y nueva vez unos desaprensivos entienden que ese es el valor de una vida, un celular.

El tema es recurrente y cada vez levanta las mismas protestas, se hace un operativo, se confisca los aparatos a los dealers que los venden y todo se queda ahí, hasta que sucede la siguiente muerte.

¿Hasta cuándo se vivirá en el desasosiego ante la incapacidad de la Policía Nacional de garantizar la seguridad ciudadana? Están forzando el mingo y cada vez será más común las hordas de ciudadanos enardecidos haciendo la ley por su propia mano. Y meter presos a dos o tres por hacerlo, porque cuando la gente se cansa y como que está llegando el momento,  esto se convertirá en tierra de nadie. Porque para que la cruz vaya a nuestras casas, que vaya a la ajena.

Escribanos: [email protected]

Colabora con El Pregonero
Click aquí para donar

Compartir:
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •