Los partidos atrapados en su propia trampa

Por Abril Peña

El Doctor Leonel Fernández se queja amargamente de la abstención comprada según él, por el partido de gobierno, pero el problema no es que los partidos “ayuden” a los votantes con el pica pollo, el pasaje o cualquiera de los eufemismos existentes para justificar la entrega de dádivas al elector, el problema es una sociedad que quiere que le den esa dádiva.

Los partidos políticos están creados para gobernar y para eso necesitan llegar al poder y para hacerlo le van a dar a los votantes lo que ellos exijan, por malo o absurdo que sea esto, ahora mismo el problema es que si no hay dinero (con sus contadas excepciones) no se ganan elecciones, pero si lo hay entonces se está comprando conciencias, unas que estaban muy dispuestas a venderse en primer lugar y ni hablar de donde está saliendo el dinero  que limpio o sucio representan intereses que no son necesariamente los de la mayoría, en resumen los partidos ahora están atrapados en su propia trampa.

Este mercado capitalista de compra y venta no lo para nadie en el corto plazo, porque es un tema de conciencia ciudadana, es un caso de falta de valores y de patriotismo si se quiere y eso se tomará mucho más que una JCE dispuesta a meter preso a medio país.

Los partidos políticos prohijaron este sistema, después de todo una población analfabeta funcional, sin capacidad de análisis, ni planes de ningún tipo, es más fácil de manipular, los partidos hicieron su cama ahora tienen que acostarse en ella y se la encuentran incómoda.


Relacionadas