La democracia como la conocemos siempre es el camino ?

Por Abril Peña

El triunfo de Bukele e incluso la popularidad de Donald Trump debiera de hacernos reflexionar, cada uno en su estilo y uno más políticamente correcto que el otro, han logrado una popularidad enorme que les ha permitido a uno reelegirse con unos números que no dejan duda y el otro no ha valido cuantos casos judiciales le abran, porque sigue impertérrito y cada vez más popular a pesar de su desparpajo y su conspiranoia.

Pero, porque son situaciones dignas de estudio? Qué le han dado a ellos a los votantes de sus respectivos países que los políticos tradicionales no? Por lo pronto se han mantenido fieles a sus promesas de campañas, han intentado todo lo prometido, algunas de esas promesas con más éxito que otras y eso es algo fresco y raro en un mundo donde cuando se está en la oposición es una cosa y en el gobierno es otra, han hecho lo que han prometido, sin importar que, y está demostrado que a la gente lo que le importa son los resultados y está más que cansada de excusas.

Bukele es dictador ? Aún no, con sus excesos es claro que los salvadoreños aún disfrutan de democracia, así como también disfrutan de paz y de estabilidad una que tenían años esperando y que no llegaba, y al parecer para seguir así están dispuestos a salirse un poco del molde y de lo que el resto del mundo entiende como democracia pero que a ellos no les funcionaba.

En el resto del continente, nos queda poner la barba en remojo, porque la gente cada vez está más cansada de promesas y cuando la gente se JARTA se tira por cualquier lado que le venda un sueño, a veces ese sueño se cumple, pero la mayoría de estas se convierten en pesadilla, evitemos que en nuestro caso sea esto último.


Relacionadas