El círculo de la violencia: como salgo.

Compartir:
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

EL Pregonero- Cuando una persona se encuentra sumergida en el círculo de la violencia generalmente se encuentra aislada de amigos y familiares, pero por mucha ayuda que reciba de cercanos y de las autoridades cuando así se requiera, es ella que debe decidir dar el primer paso de saber que es una víctima pero que eso no puede ni debe continuar así.

Así que como con cualquier otra situación lo primero ese estar consciente de la realidad, saber que se tiene un problema.

Salir de una relación conflictiva es díficil pero no imposible, es sabido que es así para todas las personas y que al pensar siquiera en hacerlo aumentan los sentimientos de culpa, de duda, de confusión, de impotencia, de fracaso y el miedo a ser juzgado etc.

El sentirse así es normal y típico de este tipo de vínculos. En nuestro país la mayoría de las veces la dependencia económica es el factor principal para mantenerse dentro del círculo, además de las estrategias y/o amenazas de quien agrede, así como la falta de apoyo familiar puede dificultar que las personas sostengan la decisión de romper el círculo

La costumbre y nuestra cultura indican que se debe permanecer con la pareja, tener todos los hijos de un mismo padre y que estos deben de crecer con él sin importar si el ejemplo que le da con su comportamiento será más dañino que la alternativa.

Sin embargo, debe tomar la decisión de hacerlo y para eso debe recibir ayuda profesional, en el país hay  numerosas instituciones que se dedican a trabajar con mujeres en situación de vulnerabilidad, también está el Ministerio de la Mujer y la Procuraduría General de la República

Y por último Contar con apoyo familiar, de amigos, en resumen una Buena red de acompañamiento es lo ideal aunque no siempre se cuente con ella.

A menudo, los agresores hacen que la víctima se aísle de su círculo de apoyo.  Por esta razón a menudo se encuentran solas y les cuesta encontrar apoyo y en otras ocasiones, las personas cercanas a ellas validan la conducta del agresor. Y aquí volvemos con lo dicho hasta ahora que la  ruptura del aislamiento resulta fundamental para la ruptura del círculo y si se encuentra sola hay grupos de apoyo y a través de la línea Vida o de la línea de emergencia del Ministerio de la Mujer puede  encontrar la ayuda que necesita.

Con un apoyo latente, a la mujer se le facilitará empoderarse y avanzar, pues ella es la que más puede hacer en esta situación, la que mejor puede hacer valer sus derechos. Pero esto sólo es posible si toma la decisión de retomar las riendas de su vida.

 

Colabora con El Pregonero
Click aquí para donar

Compartir:
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •