Educación de Tránsito en las escuelas

Por Redacción Pregonero

La muerte del joven, hijo de Adrián Tropical que ha horrorizado a la sociedad dominicana, nos pone una vez más ante uno de los mayores desafíos aún sin resolver que hemos enfrentado.

Las calles dominicanas están consideradas entre las más peligrosas del mundo para transitar y la muerte por accidentes de tránsito una de las principales causas de muerte, si no la principal.

Ya se ha vuelto costumbre que a alta horas de la noche y, a veces incluso de día, jovencitos que llevados por la adrenalina transitan a altas velocidades por gusto o por las famosas carreras.

Todo esto pasa a veces en contubernio con las autoridades, y cada cierto tiempo con el horror que provoca las imágenes y vídeos que corren en las redes, nos estremecemos y pedimos cordura, mejor educación, menos permisividad y le exigimos al Estado que cumpla  con su rol pero jamás pasa de ahí, las campañas de concienciación duran unos meses, mientras las causas no se atacan y no hay consecuencias para aquellos que escapan de la muerte.

En la mayoría de los casos la destrucción causada la pagan los contribuyentes, la recuperación de los heridos también y todo sigue igual.

Esperamos que en algún momento se pase de la palabra a los hechos, que las leyes sean más que páginas escritas, que en las escuelas se enseñe leyes de Tránsito, que los padres sean más conscientes y den menos lujos y que el Estado tenga la voluntad de imponer las normas a todos por igual.

Escribanos: [email protected]

Relacionadas