De disparatarios en disparatarios

Por Redacción

Por Evaristy Jiménez

La autora Argentina Elsa Borneman, escritora para jóvenes niños y adultos escribió en 1984 una obra titulada «Disparatario» en la misma tenemos, poesía, cuentos, canciones y narrativa con personajes extraños confusos y que se pueden leer de la manera que usted entienda muy parecido a lo que vemos en la posverdad y la era los Fakes News (Noticias Falsas), no sé hasta dónde llegaremos con las díscolas interpretaciones de dueños absolutos de la verdad, en nombre de la comunicación de la libertad de expresión y cualquier otra muletilla de estas, por supuesto bajo reservas por si dejo algún fuego artificial de estos.

Estamos en un momento extraño desde cualquier ángulo que nos pongamos a observar el problema, ya el profesor Juan Bosch nos dejaba la tarea encomiable en ese libro que recogió artículos conferencias y otros escritos que se titula » Textos culturales y literarios». Muy en especial en las conferencias: «Cultura Nacional y Cultura Popular» está en el Club Cultural Capotillo, Distrito Nacional., 29 de mayo 1976, «Sobre Periodismo y Literatura». Biblioteca Nacional, Santo Domingo, 30 Agosto 1984., «El Locutor y la Comunicación Social». Centro Masónico, 14 De enero 1981.; Además del escrito de la Pregunta del suplemento Isla Abierta (diario Hoy) 22 de junio, 1983. «Cultura Nacional y Cultura Popular. La cultura dominicana en la actualidad». Reflexionando en estos tenemos una idea clara por dónde estamos en estos momentos ya que desde esos tiempos se hizo muy poco para ayudar a los actuales creadores de opinión que hicieron todo lo contrario a lo que el maestro ya indicaba hacer en esos momentos y que notamos claramente lo perjudicial que es en estos tiempos la poca formación de locutores, periodistas, reporteros, comunicadores y ahora los Influencers, pedir más de lo que estamos viendo es demasiado, cuando escudriñamos estás informaciones a finales del 70 y toda la década de los 80 realizadas por el Profesor Juan Bosch.

Vemos a diario en nuestros multimedia una caterva de personas, muchas con años en la comunicación y otros subidos en la ola del nuevo orden de la comunidad de la comunicación «Influencers» hablando de todos los temas de los que no tienen la más mínima idea sobre los temas que tratan de informar o comunicar, con la extraordinaria determinación de que los mismos se hacen para orientar…¡Vaya usted a saber! por dónde es que anda la cosa, ahora quieren distorsionar el tema del cacareado Código Penal, muchos leyendo a mitad y dando las interpretación que ellos han entendido con la finalidad de que esta nueva norma es un disparate y que el Código Napoleónico de inicios del siglo XIX debe seguir tan campante como el amigo de Escocia.

La verdad es que escuchar la cháchara feminista que en nada benefician a sus supuestas víctimas de la orgía despiadada de los machos alfa que concentra todo el poder para perjudicarles debido a que esas leyes y constituciones son el reflejo de un sistema completamente machista, mientras que del otro lado el bombardeo constante contra la familia y los cimientos que han hecho posible el mundo en equilibrio, que se venía construyendo hasta que llegaron las Guerras Mundiales del siglo pasado y cada vez más rápido se descompone los paradigmas con el objetivo de vivir en un total desequilibrio que afectan directamente a los tomadores de decisiones por el asunto de no afectar a X o Y sector.

El mundo sigue girando y las sociedades van cambiando muchas hacia su destrucción y otras con caminos inciertos con la dificultad que los mismos ya no solo le afectan a esas sociedades afectan al tejido completo, César Antonio Molina en un maravilloso Ensayo titulado «¡Que bello será vivir sin cultura!», nos pone el dedo en la llaga para que veamos bien lo que estamos haciendo, qué sentido tiene el matrimonio que no sea la perpetuidad de la especie y la exclusividad sobre el cónyuge, pedir sanción a la norma natural del Sapiens de corregir a sus hijos es algo tan absurdo que discutirlo es ya algo que está claramente inscrito en el Disparatario porque la norma ya establece cuales son las cosas que el Sapiens ya no puede hacer por las razones que son tan lógicas que de no estar puestas claras y precisas como lo establece el artículo 123 de la nueva normativa es lo que sería un caso de estudio.

Finalmente la discusión del Código Penal en la República Dominicana, la posible exterminación de los Palestino, la Encrucijada de Ucrania, la batalla de la senectud en las elecciones de los Estados Unidos y lejos del récord que ostentan los dominicanos con Balaguer y Bosch, la trivia del Congreso del PLD, los Presidenciables del PRM y la Fuerza del Pueblo sin ni siquiera concluir el primer mandato del Presidente Abinader, el premio Nobel para un androide de las IA y que usted y quién escribe este artículo estamos leyendo el periódico con un espejo al revés son parte de todo lo que este ¡Maravilloso mundo del Disparatario nos trae!.

Relacionadas