A buen ritmo el diálogo venezolano en RD

Compartir:
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

La espinosa situación venezolana es un conflicto que no parece tener fin, un país rico como pocos que se encuentra  sumido en un caos político y social y económico.

El presidente Danilo Medina, el Canciller Miguel Vargas Maldonado y el ex presidente de España, José Luis Rodríguez Zapatero han emprendido una aventura, en la que hasta le fecha muchos han fallado, empezando por el ex presidente dominicano, Leonel Fernández y de Panamá, Martín Torrijos que formaba parte de la comisión que inicialmente había encabezado las negociaciones que pretendían llegar a un final feliz entre la oposición venezolana y el sector encabezado por el Presidente Nicolás Maduro.

Cuando hace unos meses se anunció que República Dominicana encabezaría una nueva ronda de negociaciones muchas voces a favor y en contra se levantaron con las más variopintas suposiciones y presagios.

La verdad es que ha habido momentos en los que parecería que naufragaría pero pasa el tiempo y el carro parece que camina por buen camino, aunque este sea azaroso y lleno de espinas, es la prueba de fuego para dos políticos cuyas luces como negociadores de conflictos e internacionalistas estaban en duda, uno el Presidente Medina bajo la sombra del siempre carismático Leonel Fernández, cuyo manejo de las relaciones internacionales sólo son opacadas por el manejo de ellas que tuvo el coloso dominicano Dr. José Francisco Peña Gómez, el líder del partido blanco con una botas difíciles de calzar sumado a una imagen deteriorada por la división del partido de jacho, pero ambos han logrado alzarse sobre las sombras que se ciernen sobre ellos, demostrando con hechos sus propias luces.

Con artículos destacados por todo el mundo de lograr, el presidente y el canciller llevar a buen puerto este barco, nuestro país lograría convertirse en el nuevo líder continental. Con Chávez y Fidel desaparecidos, con Lula enfrentando procesos judiciales, el Presidente Medina y su Canciller pueden salir airosos y con la presea de triunfar donde todos los demás han fallado.

Ojalá sea así, porque los venezolanos merecen más que ver con nostalgia como uno de los países más hermoso y rico del continente y no queremos verlo hundirse en el caos y la pobreza.

elpregonerord@gmail.com


Compartir:
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •