Sentencian dominicano por muerte en atropello y fuga de una empleada del DOC  mientras huía de la policía por robo de catalíticos en El Bronx

Por Rodriguez



El Pregonero New York.-El dominicano Carlos Hernández de 24 años de edad fue sentenciado ayer miércoles en la Corte Criminal de El Bronx por la muerte en un atropello y fuga de Cathy García de 69, una empleada de la oficina de admisiones médicas en el Departamento de Correcciones de la ciudad (DOC) el jueves 25 de agosto 2022.

Hernández, fue condenado a una sentencia de entre 6 a 4 años en la cárcel y se estrelló a bordo de un BMW X 6  en la avenida River y calle 161 Este, cerca del estadio de los Yankees contra el vehículo que conducía la víctima, una jeepeta Mitsubishi Outlander quedando ambos vehículos destrozados.

La policía dijo que Hernández y sus cómplices también dominicanos, Edwin Amparo y Atahualpa Rodríguez quienes robaban catalíticos de vehículos estacionados y eran perseguidos por policías.

Los tres se entregaron en el cuartel 44 de El Bronx luego del aparatoso choque.

La mujer se dirigía a su trabajo en el DOC en el momento del impacto mortal a las 5:20 de la mañana.

Hernández fue sentenciado por la jueza del caso Lisa Headley después de declararse culpable de homicidio involuntario en segundo grado.

Amparo, de 29 años, y Rodríguez de 28, fueron procesados por separado por cargos de hurto mayor y puestos en libertad bajo palabra y sus casos no se han definido todavía hasta su regreso a la corte.

Un comunicado de la oficina de la fiscal del distrito de El Bronx, Darcel Clark, confirmando la sentencia de Hernández explica que un video de vigilancia muestra al BMW de Hernández violando la luz roja de  un semáforo para luego estrellarse contra el vehículo de la mujer.

Ella fue declarada muerta en la escena y Hernández huyó a pie.

El ADN del convicto  fue recuperado de la bolsa de aire del lado del conductor y su teléfono celular fue encontrado en el BMW. También se encontraron 12 convertidores catalíticos robados en su automóvil.

«Es indignante que hayamos perdido a un miembro vibrante de la comunidad debido a las acciones imprudentes del acusado», agregó la  fiscal Clark.

Hernández conducía a exceso de velocidad.

La fiscal dijo que Hernández mató a una querida hermana y tía.

El BMW  no tenía placas y los convertidores catalíticos robados en el maletero, junto con un gato utilizado para extraer las piezas, dice el parte policial.

A los hombres se les salieron los mientras huían.

Los convertidores catalíticos es una pieza de vehículos codiciada por  los ladrones debido a los valiosos metales preciosos que contienen y la relativa facilidad con la que pueden ser robados.


Relacionadas