Se entrega tercer y último sospecho de muerte de empresario de Cotuí

Por Redacción Pregonero

Este dice temer por su vida

El Pregonero. Sánchez Rámirez – Se entregó hoy a las autoridades el ciudadano Ángel María Abad, alias aguadito, sospecho de la muerte a tiros del empresario cotuisano Marino Vinicio Soto Paredes.

Soto Paredes fue ultimado en Cotuí y por este crimen había sido apresado Bernardo Colón, alias El Chocolate, quien, de acuerdo al informe de la Policía Nacional, tiene un historial de antecedentes penales y es señalado como el cabecilla de la banda que asesinó al empresario.

Por el mismo hecho, hace pocos días fue ultimado durante un enfrentamiento con la policía  Deivy Vásquez, alias el cojo.

Ángel Abad es el tercero y último de los implicados en este suceso.

 

Relacionadas