Roberto Rosario: Rasgarse las vestiduras y tirarse tierra en la cabeza

Por redacciones

JAVIER FUENTES

Vive en el Bronx. N.Y.
Politólogo. Teólogo con especialidad en Administración Pública y estudios socioeconómicos.
Maestría en Escritura Creativa.
Maestría en Derecho y Relaciones Internacionales.
Maestría en Terrorismo análisis y estrategia.

Artículo de opinión

El Pregonero, Santo Domingo.-Inapropiada han sido las declaraciones de Roberto Rosario ex presidente de la JCE, dijo: “En tal sentido, èl reveló este domingo que en los próximos días una comisión de dirigentes de los partidos de la Liberación Dominicana (PLD), Revolucionario Dominicano (PRD) y Fuerza del Pueblo (FP), viajará a la sede de la Organización de Estados Americanos (OEA) en Washington para denunciar lo que califica como acciones abusivas que lleva a cabo el Gobierno del presidente y candidato a la reelección Luis Abinader en contra de la oposición en el actual proceso electoral”.
(3/31/24 programa:«D´Agenda»).

Yo me pregunto: ¿No es mejor ir a defender el derecho fronterizo y la dominicanidad?

A propósito de las mismas quiero explicar que: “rasgarse las vestiduras y tirarse tierra en la cabeza”; era una práctica común ver dentro del trasfondo de la cultura o idiosincrasia de la región del medio oriente y muy sobre todo en los pueblos de origen semítico como: Sumerios, Sirios, Àrabes, Judíos etc… en aquellos momentos en que su lamento o indignación era muy grande.

El diccionario de la Real Academia de la Lengua Española define rasgar de la siguiente forma: “Del lat. resecāre ‘cortar’, ‘recortar’, de re- ‘re-‘ y secāre’cortar’”.
“Romper o hacer pedazos con las manos algo de poca consistencia, como tela, papel, etc”.
“Producir una incisión en algo con un instrumento u objeto cortante”. “Romperse o abrirse. La herida se le rasgó”.

También el diccionario electrónico de RAE, nos permite entender que «rasgarse las vestiduras» tiene dos acepciones que nos ayudan a buscar su origen”.
“La primera, aparece como una locución verbal con el significado de «escandalizarse (mostrar indignación)». “La segunda, entre los hebreos, significa «manifestar el duelo».

“Ya las mujeres de la antigua Grecia hacían algo parecido: entre gritos y lamentos, llevaban a cabo gestos corporales como golpearse el pecho o rasgar los velos”.

“No obstante, las primeras referencias de personas rasgándose las ropas durante el duelo proceden de Sumeria, considerada la civilización más antigua (alrededor del año 3.500 a.C)”.
“Así pues, la expresión «rasgarse las vestiduras» hace referencia a una costumbre que se originó hace unos 5.000 años”. (7/3/2023. Periódico el Mundo )

Echarse tierra en la cabeza tenía el significado de señal de “gran remordimiento, verdadera humildad y profundo arrepentimiento”.

También simbolizaba el estado indigno del hombre.

Traigo este relato a colación a propósito de la última conferencia de prensa de la “Alianza RescateRD”, y la declaración del expresidente de la JCE (2010/16), entendiendo que allí lo que se hizo fue después de tediosos y cansones discursos informar lo que durante tres años vienen diciendo: “Luis Abinader no ha logrado hacer una buena gestión de gobierno y los productos de la canasta familiar se han inflado”.

Que irán junto=separado, (más que dicotomía, una contradicción filosófica), a las elecciones.

Aquí estuvo presente, en esa perorata textual y aburrida. ¡Nada importante!

En ocasiones creo que los “líderes” de los partidos opositores pierden el rumbo en el momento coyuntural al subestimar la capacidad de la población pensando que son tontas e ignorantes.

Todos sabemos, e ilustro esta parte; que la inflación es global, producida por situaciones distorsionadas en la economía mundial y ralentizada por la pandemia COVID-19 y otras variables virales, muy sobre todo en aquellos países muy dependientes de los insumos para la construcción, producción industrial y agropecuaria, con pocas o muchas tecnologías, otros factores son la guerra Rusia-Ucrania, el tipo de intereses en la moneda estadounidense y quiebras bancarias.

Y muy a pesar de todo esto incluyendo las cadenas de suministros que afectó el abastecimiento mundial; en la República Dominicana, no sucedió y, se ha mantenido estable la macroeconomía.

De igual forma, este gobierno, fue el que aumentó el salario de profesores, médicos, policías, llevó servicios públicos importantes al exterior, entregó las pensiones a miles de ex servidores y encauzar un proceso de transferencias en defensa y protección de los bienes del Estado y la Soberanía.

-Amèn de los ladrones patológicos que puedan aparecer en el camino-.

Luis Abinader y el gobierno del PRM, han cometido errores aprendiendo, pero nadie puede acusar al presidente y su familia de estar haciendo negocios, algo que sí hizo sabiendo el anterior.

Otros aspectos interesantes para aclarar es, sobre todo, a aquellos que hacen comparaciones indebidas entre las economías de Estados Unidos y la Dominicana, algo inaudito, y si van a la tabla de precios de alimentos de la canasta familiar, los dominicanos la están comprando más barata, la diferencia está en el trabajo asalariado -aclaro es indigno hacer comparaciones entre una economía pequeña y la mayor economía del mundo-.

Haciendo referencia sobre la inseguridad y delincuencia organizada las raíces tenemos que buscarlas en las insatisfacciones acumuladas por décadas en los sectores sociales más vulnerables: los pobres, siendo cómplices los distintos gobiernos.

Y siendo más culpables aquellos que han incentivado el tráfico y consumo de drogas al gobernar por más años.

En cuanto a los empréstitos sino se hace la reforma tributaria y fiscal necesariamente debe cualquier gobierno recurrir al financiamiento internacional para poder hacer las necesarias inversiones públicas.

Ningún presidente quiere ir a llorar por un préstamo, sabiendo que pierde autonomía fiscal y Soberanía.

Desde nuestra época de estudio hemos sabido dentro de las finanzas públicas, que tenemos un régimen tributario ahistórico; en el que las distorsiones y evasión fiscal hay que corregirlas, y que los que menos pueden, pagan más, transfiriendo los impuestos, eso es histórico, sin olvidar ciertas exenciones, dado que las grandes economías -EEUU, Europeas, China, etc… etc-, también les dan incentivos estatales a sus empresarios y productores para competir.

La economía dominicana debe ser comparada en su competitividad productiva y de consumo con países del Caribe, Centroamérica y algunos de Sudamérica como Ecuador y, estamos mejor que muchos.

Es por tanto que los voceros de la “Alianza RescateRD”, al ir “junto” al venidero proceso electoral por lógica, nos están diciendo que su discurso está saturado de mentiras y que si el PRM y Luis Abinader han hecho un gobierno tan desastroso, entonces por qué, ellos tienen con cinismo, la nariz tapada, rechazo y saludos cortados; hacer un “acuerdo”.

A esa estratagema “RescateRD”, políticos y comentaristas les dicen: “el acuerdo del desacuerdo”, “el abrazo de los borrachos” y/o la reunión de “los puñales escondidos”

Dentro del marco de la lógica y el psicoanálisis sociopolítico conforme a lo que ellos dicen no tendría esta “Alianza” razón de ser.

Cuando, los Aliancistas”, anunciaron con trompeta Apocalíptica su conferencia de prensa, ellos, llenaron al país de una expectativa tan grande y luego que terminaron el pueblo mostró indignación y se llenó la cabeza de tierra por la vergüenza y el duelo ajeno.

Había escrito recientemente un artículo en el que puntualicè cómo el candidato del PLD había violentado todo lo concerniente a orquestar una campaña electoral presidencial.

Y cada día nos dan la razón; máxime cuando su conferencia de prensa la hacen un lunes, (y la elección del vocero central con la mayor tasa de rechazo), previo a la Semana Santa, en la que el grueso de la población no está ni le interesa la política por el momento.

Pero al ver, “los rescatistas” los resultados, el martes, de su terrible error, no les ha quedado más remedio que como los pueblos semitas del medio oriente; rasgarse las vestiduras y tirarse tierra en la cabeza.

Aclaro: Luis Almagro (OEA) es un personaje funesto para la Soberanía Nacional.

Leíste: Roberto……


Relacionadas