Roberto Fulcar “En el PLD cualquiera puede ser el hombre del maletín”

Compartir:
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

EL PREGONERO, SANTO DOMINGO.- El coordinador de la campaña presidencial de, Luis Abinader, Roberto Fulcar, aseguró este sábado que el hombre de “maletín” en el PLD puede ser cualquier “muchacho”, a su juicio, cualquier muchacho en el PLD puede ser “multimillonario”.

Agregó que hace décadas que en la cúpula del PLD dejaron de ser pobres, de ser humildes, de ser austeros, de ser sencillos y hoy esa cúpula se ha convertido en un “club” de multimillonarios.

“No digo que son todos los peledeístas porque en la base de esa agrupación todavía hay personas que creen en los valores y que se identifican con los postulados del profesor Juan Bosch”.

Aseguró que hasta los principios de Bosch han sido traicionados y pisoteados por esa cúpula, “cualquiera de esos”, hasta los hijos de los funcionarios pueden ser el hombre del maletín.

“Ahora bien, dice un congresista del PLD que en el Congreso anda el hombre del maletín, se supone que los únicos que pueden andar con maletines son los que tienen el control del erario público, aquellos que no le falta voluntad y disposición para usar sin escrúpulos los recursos del Estado”, añadió.

Sostuvo que de parte del bloque de diputados del PRM no tienen información que alguien haya hecho una oferta, ahora bien, adelantó los congresistas de esa estructura política han mostrado unidad, respeto a las dicciones del PRM, ética y dignidad y que las pretensiones de modificar la carta Magna chocaría con la dignidad de los diputados del PRM.

Las reacciones de Fulcar surgen tras ser entrevistados por los conductores del programa Foro 45 que se transmite por Tele Radio América (TRA), de que sí el hombre del maletín hace asomo en la sede del Congreso Nacional, para comprar voluntades que permitan la repostulación del Presidente Danilo Medina.

Colabora con El Pregonero
Click aquí para donar

Compartir:
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •