Residentes en Villa Fundación al grito por el congestionamiento de la zona

Por Redacción

Por Alejandra Valerio


El Pregonero, San Cristóbal.-En el corazón de la comunidad de Villa Fundación, una de las principales calles del sector se ha convertido en un punto crítico de congestión vehicular y alta contaminación acústica.

Lo que solía ser un paso fluido para peatones y conductores, ahora es un caos constante de vehículos que luchan por avanzar en medio del tráfico saturado y el bullicio estridente.

«Vivir en Villa Fundación solía ser tranquilo, pero ahora es como estar en medio de una autopista», dijo Fernando Figuereo, residente del barrio desde hace más de 20 años.

“El tráfico, el polvo y el ruido son insoportables, y no podemos ni siquiera disfrutar en las aceras de la casa» agrego.

El problema se ha agradado en los últimos meses, con un aumento significativo en el número de automóviles, autobuses y camiones que transitan por la calle, contribuyendo a una acumulación constante de tráfico. Esta congestión no solo afecta la movilidad de los ciudadanos, sino que también tiene un impacto negativo en la calidad del aire y la salud pública.

«Es frustrante ver cómo la calidad de vida de nuestra comunidad se ve afectada por esta situación». Indicó la residente Santa Pelier.

«Además del ruido, la contaminación del aire es cada vez peor», advirtió Santa, quien vive cerca de la calle principal. «No podemos abrir las ventanas sin que entre el humo de los vehículos. Esto no es saludable para nuestras familias».

Además, el ruido generado por el tráfico constante ha alcanzado niveles preocupantes, perturbando la tranquilidad de los residentes y afectando su bienestar emocional y físico. Muchos habitantes de la zona se quejan de problemas de sueño, estrés y fatiga debido al constante zumbido de motores, ruidos de camiones y bocinas.

Ante esta situación, la comunidad de Villa Fundación ha comenzado a exigir acciones concretas por parte de las autoridades locales.

Se han propuesto medidas como la regulación del paso de camiones para reducir la congestión y el ruido en la calle principal, al igual que el control de los negocios en la zona. Sin embargo, se necesita un enfoque integral y colaborativo para abordar estos desafíos y garantizar un entorno urbano más sostenible y habitable para todos los ciudadanos del barrio.


Relacionadas