Reflexión Teológica: Reingeniería de Edificación de la Piedra

Por redacciones

JAVIER FUENTES.

Vive en el Bronx. N.Y.
Politólogo y Teólogo con especialidad en Administración Pública y Comunicación Estratégica.
Maestría en Escritura Creativa. Maestría en Derecho y Relaciones Internacionales.

Reflexión Teológica: Reingeniería de Edificación de la Piedra.

1 de 3

Artículo de opinión

Hechos 4:11”Este Jesús es la piedra reprobada por vosotros los edificadores, la cual ha venido a ser cabeza del ángulo”.

Así que introduzco este artículo de varios que estaré presentando en distintas entregas como si fuera un ensayo.

Y de inmediato con esta consideración textual del libro de los Hechos quiero decir: que aunque algunas personas no puedan definir que es una piedra, por las veces que con ella les han golpeado conocen las consecuencias: que duele y puede matar, lógicamente si vemos que alguien toma una piedra para lanzarla con la intención de darnos por asociación del pasado dolor ya sabemos que con la misma nos pueden herir y dejar lecciones permanente.

Por eso lo primero que haremos es conceptualizar y definir qué es la Piedra, sobre todo por el interés simbólico y espiritual que para todos los cristianos representa.

Vamos a ir al origen de la palabra piedra y su conceptualización en el idioma Hebreo Bíblico.Sin tener que explicar por el momento su composición y estructura mineral.

El Diccionario Hebreo Bíblico de Moisés Chávez; la describe como una “herramienta”. Todos sabemos, que las herramientas se utilizan con variados fines y para múltiples propósitos, dependerá siempre del uso que la persona le quiera dar.

Todas las herramientas son un instrumento útil; por ello el sinónimo de herramienta es instrumento.

Ese mismo diccionario, citado arriba, nos explica que hay piedra con la que se “hacen ruedas de alfareros”.

La palabra Hebrea para piedra es: EBEN. Y la define de la siguiente manera: “la piedra es un instrumento sólido que sirve y puede ser usada para múltiples cosas y una de ella es la de edificar y construir”.

La Concordancia Exhaustiva de Strong(68) nos dice: que “piedra” (בֶן) viene de la letra hebrea EBEN, de la raíz Bana que quiere decir; “construir tanto literal como figurativamente”.

De esta raíz Bana también viene “albañil, cantero, poner cimiento, edificador, edificar, labrar, restablecer, levantar, tener hijo, maestro, obra, poner, prosperar, reparar y restablecer”.

Por eso cuando decimos: “eben ezer; eben haezer”; esto es piedra de ayuda.

La B (בֶן) es la segunda letra del alfabeto hebreo alef-bet, o alefato; la forma de esta letra es como una casita o una carpa, cuando construimos la palabra piedra en hebreo veremos como una casita de campaña junto a alef esto significa también carpa, como ya hemos escrito en todas las descripciones y definición de la piedra; esto nos permite ir entendiendo que por igual significa familia si la conceptualizamos como procrear hijos.

Cónsono con la definición equivale “en o dentro”, dando a entender que la familia vive en una casa, y que desde que se menciona o existe una familia inmediatamente se entiende que hay un padre y una madre.

Pero esta misma palabra Ben significa hijo. En la idiosincrasia hebrea, hijo, casa y tienda eran visto relacionado con la familia dado que crece junto o continua con el nacimiento de los hijos; esta misma letra si la buscamos en el diccionario y la ven sin el punto que parece de interrogación (dagesh), entonces significa semillas.

Si esto fuera motivo de un estudio etimológico más profundo en el idioma hebreo podríamos notar que muchos de los nombres de Dios comienzan con la letra BET, BEN ELOHIM, etc….

La palabra piedra en latín es Petra y en griego Pedro mas esto no quiere decir que el señor iba a edificar en Pedro el apóstol; sino en lo que este dijo sobre el mismo señor: <<cuando Cristo le preguntó ¿“quién dicen los hombres que es el hijo del hombre”?. Ellos dijeron: “unos Juan el Bautista; otros Elías; y otros Jeremías o algunos de los profetas”. Y Él le dice: “y vosotros quién decís que soy”. Respondiendo Simón Pedro dijo; “tú eres el Cristo; el Hijo del Dios Altísimo”. Entonces respondió Jesús: “Bienaventurado eres, Simón, hijo de Jonás, porque no te lo reveló carne ni sangre sino mi padre que está en los cielos. Y yo también te digo, que tú eres Pedro, y sobre esta roca edificaré mi iglesia; y las puertas del hades no prevalecerán contra ella>>.(Mat 16:13-18).

Resumiendo esta parte afirmamos que la piedra es todo lo que compone la continuidad de la familia en su relación Padre e Hijo.

En todo esto que hemos estado analizando observamos que la piedra es Familia, Hijo, Casa, Carpa, pero que también es restauracion, poner cimiento, edificar, levantar, prosperar y restablecer, esto nos da y nos lleva a ver un gran parecido con el cambio y papel que hace Jesucristo en cada uno de nosotros.

Por tanto es la Piedra figurativamente el Cristo de la Gloria.

Es por ello que estos artículos estarán basados sobre el papel de Jesús actuando como Piedra en la edificación y redención del hombre desde el principio de su creación. Y Como nuestro señor comienza un proceso de reingeniería lenta pero sin pausa en nosotros.
Continuará………


Relacionadas