Presentan gestión realizada por los tribunales que conforman Distrito Judicial y Departamento Inmobiliario Este en 2020

Por Yari Tapia
Compartir:
  • 20
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    20
    Shares

El Pregonero. Santo Domingo.-La la presidenta del Tribunal Superior de Tierra del Este, Magistrada Catalina Ferreras Cuevas, presentó hoy la gestión realizada por los tribunales que conforman el Distrito Judicial y el Departamento Inmobiliario del Este en el año 2020.

Discurso completo  de la magistrada Ferrera, a continuación:


DISCURSO DÍA DEL PODER JUDICIAL
TRIBUNAL SUPERIOR DE TIERRAS DEL ESTE
Mag. CATALINA FERRERA CUEVAS. Juez Presidente

El total general de expedientes entrados a los tribunales inmobiliarios fue de 1,232; salidos 1,285.
En los Registros de Títulos de la región Este entraron 27,884 actuaciones; salidas 29,699, en cuanto a la compensación económica, un monto de RD$8,365,203,895.44.

En los demás tribunales del Distrito Judicial de El Seibo entraron 1,918 expedientes; salidos 2,377.
En ese sentido, es un grato placer informar que los tribunales de este Departamento Judicial Inmobiliario, y de este Distrito Judicial de El Seibo, aún con los estragos de la pandemia que nos afecta, se encuentra libre de mora judicial, habiendo decidido el 100% de todos los casos entrados que quedaron en estado de fallo, así como los administrativos completos.

¿Por qué usar Fibrasina?

Discurso Central

Una vez presentado el informe de la gestión llevada a cabo durante el año 2020, procedemos a emitir el discurso central de esta audiencia solemne, el cual tratará en esta ocasión sobre LA PRUDENCIA COMO CUALIDAD INDISPENSABLE PARA LA VIDA EN SOCIEDAD.

Conceptualmente, la prudencia es definida en el Vocabulario Jurídico de Couture, como la calidad de la conducta que se caracteriza por la cautela y la ponderación en el obrar, en tanto, también es sinónimo de ecuanimidad, rectitud de juicio y buen sentido.

Para MONTEJANO , es una virtud fundamental, tanto intelectual como moral, que reside en la razón práctica, con la misión de regular nuestro obrar en la esfera de lo realizable.
Igualmente, en sentido espiritual, la prudencia también es un valor cristiano, así se destaca en varios versículos de la Santa Biblia.

Para el Código de Comportamiento Ético del Poder Judicial es “el comportamiento, actitud y decisión producto de un juicio de conciencia, justificado racionalmente, luego de haber meditado y valorado argumentos y contra argumentos disponibles en el marco de la norma vigente”.

A tono con el principio antes citado, es pertinente recordar que estamos viviendo tiempos difíciles a nivel mundial, y que nuestro país y sus instituciones no son la excepción, por tanto, resulta imperativo aplicar este principio en todo ámbito de la vida, razón por la cual es nuestro discurso central en este acto de conmemoración del aniversario del Poder Judicial de la República Dominicana.

Ya hemos visto que la prudencia tiene una visión práctica, moralmente correcta; en consecuencia, desde lo interno del Poder Judicial es una aspiración que los usuarios perciban que los jueces tienen una actitud abierta y paciente, para escuchar y reconocer nuevos argumentos o críticas con el propósito de confirmar o rectificar criterios asumidos, es decir, que estemos abiertos al cambio razonado de criterios legales, si procediere, y que ejercen con moderación y prudencia el poder de que están investidos.

La prudencia invita a que, nos mantengamos atentos a la situación del país en general, pero, en lo que respecta al Poder Judicial de la República Dominicana, como jueces, servidores administrativos y auxiliares de justicia, es nuestro deber y responsabilidad manejarnos con la altura que merece tal investidura, y, sobre todo, exponer con altura nuestras reflexiones jurídicas o de la vida cotidiana. Perseguir de forma contundente las mejoras debidas, sin dejar de lado el principio que aquí se resalta.

El Evangelio según San Lucas, capítulo 14, versículos 28 al 30, nos aporta una excelente reflexión alusiva al principio de prudencia, cuando dice “supongamos que alguno de ustedes quiere construir una torre. ¿Acaso no se sienta primero a calcular el costo, para ver si tiene suficiente dinero para terminarla? 29 Si echa los cimientos y no puede terminarla, todos los que la vean comenzarán a burlarse de él, 30 y dirán: “este hombre ya no pudo terminar lo que comenzó a construir”.

Es decir, que cuando nosotros iniciamos un proyecto, sabemos que tendremos sacrificios y pagar un precio proyectado, pero que no sabemos de antemano los obstáculos que vamos a encontrar en el camino; por tanto, siempre será oportuno adelantarse a los hechos y avanzar un presupuesto adicional, ya sea de esfuerzo, tiempo, estudio o de recursos, pero aprendamos a desaprender. !Asumamos esta metáfora en todo su sentido!.

Colabora con El Pregonero
Click aquí para donar

Compartir:
  • 20
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    20
    Shares

Beneficios de la Fibrasina

Relacionadas