Postura de la Indra, la mejor para estimular al máximo el punto G

Por pregoadmin
Compartir:
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Estimular el punto G con la postura de la Indra es una gran opción debido a la penetración profunda que permite


Por Susana Carrasco Merino


¿Quieres estimular al máximo el punto G? Entonces no puedes perder la oportunidad de practicar la postura de la Indra, una posición sexual intensa que favorece los mejores orgasmos para las mujeres.

La estimulación del punto G femenino da lugar a sensaciones muy placenteras que llevan al orgasmo rápidamente, pero no con todas las posiciones en la cama es posible tocarlo.

Por ello, a continuación, te decimos todas las ventajas de la postura de la Indra y cómo puedes hacerla paso a paso.

Postura de la Indra para estimular el punto G

Por el ángulo de penetración y la profundidad que se alcanza con esta postura, la mujer puede experimentar con facilidad mucho placer, además de que lo sentirá por más tiempo en comparación con otras posiciones.

Entre los principales beneficios de tener sexo con la postura de la Indra destacan los siguientes:

-Penetración profunda que llega a zonas más lejanas dentro de la vagina.

-Elimina la necesidad de usar juguetes sexuales para alcanzar ciertas zonas, como el punto G.

-Facilita la eyaculación femenina.

-Aumenta la autoestima masculina debido a que ellos tienen todo el control y pueden ver todo el cuerpo excitado de su pareja.

-Se acaricia el punto G de manera intensa y continua.

-La mujer puede estimular sus pechos o clítoris porque tiene las manos libres.

¿Cómo hacer la posición sexual de la Indra?

Esta postura es intensa y requiere de un poco de práctica para dominarla a la perfección. Ambos amantes deben colocarse sobre la cama, la mujer se acuesta boca arriba y eleva sus piernas, pero debe flexionar las rodillas. Puede colocar una almohada bajo los glúteos para sensaciones más intensas.

Mientras tanto, su pareja debe colocarse delante de ella, arrodillado y permitiendo que los pies de ella se recarguen sobre su pecho. Luego, debe penetrar inclinándose un poco hacia adelante para maximizar la profundidad de los movimientos.

Puede comenzar con movimientos lentos para no causar incomodidad en la mujer y poco a poco ir subiendo la intensidad.

Si penetra de forma brusca puede ser muy doloroso para la mujer debido a la profundidad a la que se llega.

Consejos para disfrutar al máximo la postura de la Indra

Una pequeña desventaja de la postura de la Indra es que puede facilitar los gases vaginales debido a la presión y al aire que queda atrapado entre las paredes vaginales. No obstante, eso no debería detenerlos para hacer esta postura en la cama, pues es algo natural y hasta les puede dar una anécdota divertida.

Otra cosa a la que se debe estar atento con esta postura es que puede haber calambres en las piernas de la mujer si no tiene la condición suficiente. Basta con descansar un poco o cambiar la postura mientras pasan las molestias.

Ella también puede estirar sus piernas unos segundos y ponerlas sobre los hombros de él para relajar los músculos. Con la práctica esto va disminuyendo.

Se recomienda simplemente dejarse llevar por las sensaciones intensas y, sobre todo, no limitarse y expresar libremente los gestos y gemidos de placer.

También es ideal guiar a la pareja y decirle qué ritmo o fuerza en las penetraciones se disfrutan más. La mujer puede complementar la actividad con una masturbación de su clítoris o sus pezones. A él le encantará verla explotar de placer.

¡Atrévanse a intentar la postura de la Indra! No se arrepentirán.

(Con información de Mejor con Salud)

Colabora con El Pregonero
Click aquí para donar

Compartir:
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Beneficios de la Fibrasina

Relacionadas