¿Podrían las dietas de ayuno intermitente aumentar los riesgos cardíacos?

Por Redacción

El Pregonero, Santo Domingo. – Durante muchos años, la gente ha utilizado el ayuno intermitente para perder kilos no deseados, mientras que otros ayunan por razones religiosas. La tendencia popular de la dieta suele ser segura, pero algunos estudios sugieren que comer con restricción de tiempo puede generar problemas cardíacos.

El Dr. Francisco Lopez-Jimenez, cardiólogo de Mayo Clinic en Rochester, Minnesota, afirma que este tipo de dieta no es para todos.

Hay varias formas de practicar el ayuno intermitente. El método 16:8 es el más popular e implica comer solo durante ocho horas al día. Muchas personas que siguen este método optan por omitir el desayuno. Sin embargo, los resultados del  estudio sugieren que las personas que restringen su alimentación a una ventana de 8 horas tienen casi el doble de riesgo de muerte relacionada con problemas cardíacos en comparación con aquellas que comen libremente.

«De hecho, el ayuno intermitente se ha vuelto popular porque los estudios sobre moscas de la fruta muestran que en realidad viven más tiempo cuando se les restringen las calorías. Pero no somos moscas», explica el Dr. Lopez-Jimenez.

La dieta con restricción de tiempo puede promover la pérdida de peso, mejorar la sensibilidad a la insulina y reducir la inflamación. Sin embargo, algunas investigaciones muestran que esta práctica podría aumentar los riesgos cardiovasculares.

«Este estudio reciente mostró que la gente que practica el ayuno intermitente tiene el doble de probabilidad de morir de una enfermedad cardíaca o morir en general que la gente que no practica el ayuno intermitente», afirma el Dr. Lopez-Jimenez.

El estudio preliminar sobre el ayuno intermitente y las enfermedades cardiovasculares ofrece una perspectiva importante en un tema de creciente interés y debate. Si bien es necesario realizar más investigaciones para confirmar estos hallazgos, es evidente que este enfoque de la alimentación no es una solución universal y que su implementación debe hacerse con cuidado y consideración de los riesgos potenciales para la salud cardiovascular.

Las razones que subyacen a los factores de riesgo no están claras. Quizás sea una buena idea consultar a su equipo de atención médica antes de intentar realizar el ayuno intermitente.

Los tres métodos de ayuno intermitente más populares son:

  • Ayuno en días alternos.

  • Ayuno 5:2. Comer normalmente durante cinco días y restringir las calorías durante dos días.

  • Ayuno diario con restricción de tiempo.

Relacionadas