Mientras más pronto quitemos la curita más pronto se cura el enfermo

Por Redacción Pregonero

El asunto del manejo de la inmigración ilegal haitiana es un tema que levanta pasiones, acusaciones de racismo y nacionalismo por un lado y de entregistas y de fusionistas que hablan de una unificación de la isla.

En todos los casos, muestra la hipocresía de toda una nación que se canta y se llora, la inobservancia de todas las leyes en materia de Inmigración por parte, tanto del sector público, como privado.

Todos los países del mundo tratan sus temas migratorios con una normalidad pasmosa, en las Antillas hay muchos ejemplos al respecto, sin que haya mucha discusión al respecto, mientras que aquí parecería que hay una indecisión y un miedo, no se sabe si a sectores internacionales o al sector privado que continúa de manera irresponsable contratando mano de obra ilegal en su afán de ganárselo todo.

Si tenemos la sentencia del Tribunal Constitucional que regula la situación de los inmigrantes ilegales, se les busco un bajadero legal a la situación humanitaria creada por la aplicación de la sentencia, cual es la dilación en hacer valer la ley y nada más.

Las leyes no están para ser graciosas y agradables, ni para gustarle a todo el mundo, están para definir el Estado de Derecho, mientras más pronto quitemos la curita más pronto se cura el enfermo.

[email protected]


Relacionadas