Margarita Cedeño: “De persistir el matrimonio infantil, continuará la violencia contra la mujer”

Compartir:
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

EL PREGONERO, SANTO DOMINGO.- La vicepresidenta de la República, doctora Margarita Cedeño, defendió el derecho que tienen las niñas a crecer y vivir una vida digna, y aseguró que de persistir el matrimonio infantil, continuará la violencia contra la mujer en el país.

La Vicepresidenta  hizo el pronunciamiento al participar en el taller “Análisis de Situación y Propuesta de Visión y Teoría de Cambio para la Formulación del Plan Nacional de Matrimonio Infantil y Uniones Tempranas, en el que se analizaron aspectos fundamentales en la elaboración de una estrategia para combatir esa problemática.

La Vicemandataria señaló que, en ese sentido, se está trabajando en el diseño de una intervención seria, honesta, integral e intersectorial, donde las diferentes instituciones puedan hacer las transformaciones que se requieren para detener ese mal que afecta la vida de las niñas y promueve una mayor incidencia de la violencia, el abuso y la explotación de la mujer.

“Vamos a hacer un plan para trabajar con la prevención, con la concienciación de hombres y mujeres de nuestra sociedad, de niños y niñas, y que las adolescentes sientan que realmente son las dueñas de su cuerpo y que tienen la responsabilidad y el deber de cuidarse, protegerse, atenderse, conocerse y conocer también las consecuencias de sus acciones. Es decir, dueñas de su cuerpo, pero con responsabilidad”, aseguró.

Margarita Cedeño destacó la importancia de trabajar los factores culturales que inciden en los altos índices de matrimonio infantil y uniones tempranas en el país, entre los que señaló la creencia de muchos padres de que casar a las niñas con hombres mayores es una garantía para mejorar la vida de ellas y de las familias.

En el acto habló también la representante residente del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) en el país, Rosa Elcarte, quien resaltó que retrasar el trabajo en la reducción del Plan Nacional para la Prevención del Matrimonio Infantil y  Uniones Tempranas (MIUT) tendrá un impacto negativo en el cumplimiento de las metas de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) a los que se ha comprometido República Dominicana.

“Tenemos que empezar todos por cambiar el “chip” que tenemos, de que ni la mujer es un objeto que le pertenece al hombre, ni la niña es la reserva económica para la familia.  Si logramos disminuir en un 10 por ciento toda la carga de machismo del país, disminuimos en un 50 por ciento todos los problemas de la infancia de este país”, aseguró.

Elcarte señaló que “el matrimonio infantil y las uniones tempranas son un grave problema, y es tan frecuente en el país que se ha normalizado. Sin embargo, esta problemática conlleva mayor pobreza y más violencia para estas adolescentes, promoviendo, además, el abandono de la escuela y el embarazo precoz, multiplicando la pobreza, no solo de ellas, sino también del Estado.

UNICEF considera que la situación es compleja, y requiere ser abordada de manera integral e intersectorialmente desde diferentes ámbitos, como la escuela, la salud, la cultura, la protección, la familia y la comunidad. Entiende que para esto es vital trabajar en el cambio de comportamiento en todos los niveles, con especial énfasis en las familias, los hombres y, además, se requiere focalizar el trabajo directamente con las niñas y adolescentes, para que se empoderen, terminen la escuela y puedan realizar sus sueños.

El borrador del Plan Nacional de Matrimonio Infantil y Uniones Tempranas fue presentado por Gloria Ortega Rojo, coordinadora del equipo de la consultora ACETRE, y con el mismo la Vicepresidencia de la República y UNICEF buscan avanzar en los planes para reducir los índices de matrimonio infantil en el país.

El evento, organizado por el Gabinete de Coordinación de Políticas Sociales (GCPS), busca presentar el diagnóstico que sirve de punto de partida para el proceso de elaboración del Plan Nacional de Prevención del Matrimonio Infantil y Las Uniones Tempranas (MIUT), el cual pretende ser una estrategia para un abordaje integral y multidimensional de este mal, que genere compromisos para la reflexión y acción conjunta entre todos los sectores involucrados.

En la reunión se acordaron acciones orientadas a la coordinación, diseño, formulación, acompañamiento e implementación de intervenciones para la prevención de uniones a temprana edad. En la actividad participaron decenas de instituciones del sector público, organizaciones de sociedad civil y agencias de cooperación vinculadas a ese ámbito.

Además de la  presentación del diagnóstico, durante el taller se profundizó sobre  las fortalezas, debilidades, oportunidades y amenazas del contexto actual para  el abordaje del MIUT. Asimismo,  se realizó un  análisis de causalidad para una mejor  identificación y comprensión de las brechas susceptibles de ser intervenidas en el marco del Plan, y que contribuirán con la teoría de cambio que guiará esta importante iniciativa.

El matrimonio infantil en el país

El 36 por ciento de las niñas y adolescentes de República Dominicana están casadas antes de los 18 años, ocupando el primer lugar de los países latinoamericanos con datos disponibles, superando ampliamente la media regional (23 por ciento). Esta cifra se eleva a 60 por ciento entre las niñas más pobres.

De igual manera, el país duplica la media regional de uniones antes de los 15 años (5 por ciento a nivel regional), y con un 12 por ciento en quienes se unen antes de esta edad en el país. En ambos casos, las cifras de República Dominicana son similares a las de África Subsahariana.

Además, entre las niñas y adolescentes casadas, un 60 por ciento lo está con hombres cinco o más años mayores que ellas; mientras que un 23 por ciento lo está con personas diez años o más mayores que ellas, aun cuando la legislación dominicana tipifique como abuso sexual las relaciones con menores de edad en las que haya una diferencia de cinco años o más.


Compartir:
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •