Leonel confirma mi aserto

Por Redacción

Por LUIS ENCARNACION PIMENTEL

PERSPECTIVA. Contrario a los que entienden y sostienen que el expresidente Leonel Fernández tiene aspiraciones y ambiciones políticas desmedidas e irrenunciables, me inclino por creer que la culpa de que siga muy activo y en procura de gobernar el país por otro periodo, postergando el papel de gran consultor o consejero experimentado en el que muchos le quisieran ver, solo es de las traiciones, ingratitudes y trampas de que el otrora líder del PLD y ahora de la Fuerza del Pueblo fuera víctima. Y digo “otro periodo”, como ya escribiera en entrega de hace un tiempo, por entender que el hombre – ya realizado, pero con el amor propio herido y señalado por los que fueran errores o “travesuras” de la autoría de otros en sus mandatos – solo le interesaría retornar al poder con el objetivo primario de reivindicar errores, de superarse asimismo y de trabajar un gobierno para la historia.

Por no entender esto último, y menos reconocer la obra material e institucional de Leonel y del PLD en sus tres gestiones (errores y fallas aparte), es que muchos de parcelas contrarias o enemigos gratuitos han preguntado ¿qué nuevo haría el doctor Fernández en un cuarto mandato, que no hizo durante el desempeño anterior? No agotado, en un momento dado alguien le preguntó al líder político que para qué quería volver al poder, y el exgobernante y actual candidato por la FP y aliados de la oposición respondió:” para adecentar la política”. Otra persona de los medios le preguntó: ¿qué corregiría en un nuevo mandato suyo? Y la rápida respuesta fue:” No ser tan confiado” … Nosotros le sugeriríamos el no ser permisivo en demasía, ni dejar a un funcionario por tanto tiempo en el mismo puesto. Un error reiterado – y muy perjudicial para gobernantes y para el pais – de muchos presidentes , porque distintos incumbentes – o el entorno- se van endiosando y llega el momento en que ven, creen o confunden la institución y el puesto público como algo particular o suyo (¿).

Leonel, tirado a la calle al medio liderando la oposición, confirma mi anticipo de ir tras un solo periodo presidencial, al decirle recientemente a Roberto Cavada que : ”Estamos tratando de librar nuestras últimas batallas, comprendemos los ciclos biológicos y los ciclos históricos; mi papel es culminar este proceso para pasar la antorcha definitivamente a una nueva generación, y que sea esta la que lleve al país a un estadio superior de desarrollo económico, político, social , cultural e institucional. Vengo cumpliendo con mi cometido histórico, con el ciclo que me ha correspondido en esta etapa de la vida nacional y espero culminarlo bien, para beneficio del pueblo dominicano”. [email protected]


Relacionadas