Las dictaduras no se heredan, por eso Ramfis Trujillo será presidente

Por redacciones

Por Elvin Dominici

El Pregonero. A las personas que entienden que la certificación del Partido Esperanza Democrática (PED), de parte de la Junta Central Electoral (JCE) con su resolución 24-2023, es un golpe a la democracia y un atropello a todas las personas y familiares que fueron asesinados por el régimen dictatorial de Rafael Leónidas Trujillo Molina.

Están hablando de un hombre que nació 9 años después de la muerte de su abuelo Trujillo y que no tiene nada que ver con las acciones del Sátrapa en contra o a favor del pueblo dominicano. Les pregunto:
¿Dónde estuvo por los últimos 62 años de esta “tiranía vestida de democracia” que estamos sometidos los dominicanos?

En nombre de la democracia y la religión la humanidad ha sufrido grandes guerras, asesinatos y abusos de poder que radicalmente afectan más a los menos privilegiados con atino y fuerza. Es muy penoso ver que en nuestro país aquellos que están viviendo el actual deterioro de la sociedad dominicana: con la falta de seguridad ciudadana, sin una inversión en una educación élite para nuestros hijos, la corrupción gubernamental que nos ubica en los últimos lugares de toda América Latina y la pérdida de los valores familiares que han creado una generación de jóvenes delincuentes y drogadictos; están reclamando como ilegal y antidemocrática la certificación del partido de Ramfis por la JCE.

Para aquellos que entienden que Ramfis Trujillo es un delincuente, que ha robado y no debe ser nunca elegido presidente del país, les digo de antemano que, si alguna de esas acusaciones fuera cierta, las mafias de las Tayotas, Berenjenas y los Aguacates lo tendrían mal preso al nieto de Trujillo. Si no me cree, pregúntele al Lic. Luis Armando Asunción Álvarez actual presidente de Superintendencia de Bancos, quien se ganó el puesto acusando de ladrón a Ramfis y que ahora pudiera perseguirlo legalmente y no lo hará, porque todas sus acusaciones son falacias.

Sabemos que desde el año 1996, cuando Leonel Fernández fue presidente hasta hoy con el gobierno “del cambio” del presidente Luis Abinader, los abusos de poder, la corrupción, la falta de inversión en la educación, la pesadilla de inseguridad ciudadana, la invasión pacífica o violenta de los haitianos, la falta en general de oportunidades que hace que millones de dominicanos, como yo emigramos a otros países, es la dolorosa y frustrante circunstancias que vive hoy nuestra nación.

El crimen no es dejar que Ramfis Trujillo sea presidente del país por llevar en su sangre el legado del tirano Trujillo, el verdadero crimen y la falta de democracia es que personas siguen apoyando y aceptando que Leonel Fernández, Abel Martínez y el presidente Luis Abinader puedan seguir dirigiendo el gobierno dominicano.

La falta de democracia es no poder salir de noche por el temor a ser asaltado o asesinado por la generación de delincuentes creada por los malos gobiernos corruptos de los partidos tradicionales. Estos políticos siguen prometiendo resolver los problemas nacionales que ellos mismos han creado. Este país está hastiado, cansado de ser mentido, usado y maltratado por estas mafias políticas que se han lucrado con el dinero del pueblo y las muertes de nuestros familiares.

No estamos en una película de Netflix, debemos crear conciencia a la realidad de que las dictaduras no se heredan. Si usted no está de acuerdo con que el nieto de Rafael Leónidas Trujillo Molina sea candidato presidencial, crea tu partido político, postúlese como candidato presidencial y oferte al país una plataforma política mejor que la que ofrece Ramfis Trujillo y gane unas elecciones libres con el favor del voto del pueblo dominicano. Si a usted no le gusta Ramfis, vote en su contra y trabaje democráticamente para que él no gane la presidencia del país.

A nadie se le puede prohibir sus derechos constitucionales de elegir y ser elegido, para defender su ideología política.

Ramfis Trujillo es una realidad nacional que cuenta con el apoyo incondicional de dominicanos nacionalistas y dolientes de nuestro pueblo. El resultado de la encuesta del Listín Diario que los dominicanos le da un 85% su voto de 16000 votantes lo confirma. Este tren ha salido al poder, si no me creen, vayan a los comentarios de cada noticia que se publican del presidente del PED, donde el pueblo con ánimo y anhelo salivan al ver al nieto de Trujillo en la boleta presidencial del Partido Esperanza Democrática para las elecciones del 2024.

A Ramfis todos los políticos corruptos tradicionales le tienen terror, porque él representa el cambio abrupto de gobierno por y para el pueblo. Nosotros entendemos que el miedo debe tenerse a que otro de estos políticos corruptos siga en el poder y nosotros como país seguir sufriendo en carne el mal manejo de nuestros líderes y gobernantes. Por eso la realidad de que un Trujillo vuelva ser presidente es inminente para restaurar sin tardar, ¡la soberanía nacional, todos poder vivir en democracia y sin miedo!


Relacionadas