Héctor Guzmán condena plan para expulsar a residentes Zona Colonial obligándolos a vender sus propiedades

Se reúne con directivos del Consejo de Desarrollo Comunitario de la zona Colonial

Por Redacción Elpregonero

El Pregonero, Santo Domingo.- El aspirante  a senador del Distrito Nacional por el Partido Revolucionario Dominicano (PRD), Héctor Guzmán, se reunió el pasado fin de semana  con directivos del Consejo de Desarrollo Comunitario de la Zona Colonial, como parte de su plan de contacto para escuchar a los sectores organizados de la Capital.

Guzmán indicó que está trabajando de cerca con la gente, conociendo las causas de sus problemas para buscarles solución en conjunto con la ciudadanía, como lo hará desde el Senado de la República a partir del 2024, en representación de las capitaleñas y capitaleños.

Los miembros del Consejo, que representa a organizaciones de comerciantes, religiosos, sociales, así como a unas 13 juntas de vecinos de la zona y barrios aledaños, expresaron preocupación por temas que afectan a los residentes, así como al desarrollo de ese centro histórico.

Denunciaron un supuesto plan para despojarlos de sus propiedades, obligándolos a venderlas a un reducido grupo de empresarios que buscan expulsarlos y convertir el lugar en un espacio exclusivamente turístico.

Los comunitarios argumentaron que, por ejemplo, los planes millonarios anunciados por las autoridades para el desarrollo de ese sector se llevan a cabo sin la participación de los residentes y propietarios del lugar, quienes han sido excluidos por el Gobierno.

De igual manera, lamentaron la paralización de los trabajos de remodelación del Hospital Padre Billini, alegadamente por falta de fondos, sin embargo, consideraron que la razón real es la intención de cerrarlo para vender el local con el fin de construir un hotel de lujo.

Los comunitarios indicaron que existe un proceso de privatización alarmante de los espacios públicos que despoja a los residentes de lo que es del pueblo. Por ejemplo, denunciaron que en la plaza María de Toledo  han  quitado  los bancos para permitir la colocación de mesas y sombrillas de negocios, así como planes de cerrar el  entorno de la Catedral para privatizar y utilizar con fines comerciales de índole turístico.

También se quejaron del desorden reinante en la zona con los problemas de inseguridad pública, otorgamiento de permisos a comercios sin importar que afecten la convivencia a residentes, prostitución, falta de rampas y aceras para personas con discapacidades y el uso sin control de bicicletas y patinetas eléctricas que en varias ocasiones ocasionan accidentes

Las organizaciones sociales, comunitarias, comerciales y religiosas de la zona colonial reclamaron del presidente Abinader


Relacionadas