El ministro de Defensa se distancia de sus miembros con disposición retrógrada

Díaz Morfa
Compartir:
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Por Kelvin Ortiz Faña


El ministro de Defensa, Teniente General Carlos Luciano Díaz Morfa, se distancia de sus miembros ante la nueva disposición interna que autorizó y aprobó.

Mediante un memorándum de fecha 3 de septiembre firmada por el general del brigada Luis Coronado Abreu, se le ordena y prohíbe a todos los oficiales superiores, subalternos, alistados y asimilados militares, abordar al ministro de defensa para tratarle temas de índoles personal o institucional.

Una decisión que difiere del presidente Luis Abinader, quien ha mostrado una cercanía con la gente, con el pueblo que gobierna.

Si los militares no pueden tener la confianza de abordar a su comandante o saludarlos, ¿cómo podrá ser un buen ministro? ¿Cómo conocerá las necesidades de sus miembros? ¿A través de su jefe inmediato?

Morfa debería eliminar dicha disposición, ser ministro de Defensa no es un rango de un Dios todopoderoso y en estos tiempos, la guardia no debe de retroceder con medidas retrógradas.

Los cargos pasan y nada supera en buen tranco a sus subalternos, pero para eso, hay que escucharlo y tratarlo.

Mi comandante, estamos en el siglo XXI, nadie es indispensable y no se crea el cuento de ser Dios de Olimpo. Eso ha sido una teoría falsa. Humildad, cercanía y escuchar, ahí estará su éxito como ser humano.

Colabora con El Pregonero
Click aquí para donar

Compartir:
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •