Dr. Marino Vinicio Castillo: Ejemplo de valentía, ética y moral

Por Redacción

Por Jesús Batista Suriel

El Dr. Marino Vinicio Castillo proviene de una familia de patriotas cuyo legado de valentía y sacrificio ha dejado una huella imborrable en la historia de la República Dominicana. Su ascendencia se remonta a destacados guerreros como el general Manuel María Castillo Medrano, quien participó activamente en la Guerra de la Restauración y se opuso, a los 82 años, a la ocupación estadounidense de 1916. Fue un héroe de la Restauración cuyo legado de lucha y sacrificio ha sido transmitido de generación en generación, marcando un camino de honor y dignidad en la historia de la nación.

El presidente y líder de la FNP es bisnieto del general Manuel Castillo Álvarez, que participó en la Guerra de Independencia Dominicana. Este valiente guerrero era primo de Ramón Matías Mella Castillo, uno de los Padres de la Patria y figura emblemática de la gesta independentista. La herencia de coraje y determinación de estos ilustres ancestros ha sido un faro que ha guiado al Dr. Marino Vinicio Castillo y sus hijos Pelegrín, Juárez, Vinicio y Sogela María en su compromiso con la defensa de la familia, soberanía y la integridad nacional.

La familia Castillo Semán ha mantenido un compromiso ancestral en la defensa de la soberanía nacional, liderado por el doctor Marino Vinicio Castillo y su Partido Fuerza Nacional Progresista. Siguiendo el ejemplo de los Padres de la Patria, este legado es un recordatorio de la importancia de valores como la transparencia y la defensa de la soberanía. En medio de desafíos políticos y sociales, la figura de don Vincho nos inspira a luchar por un país mejor y más justo para todos los dominicanos.

La Reforma Agraria en la República Dominicana representa un capítulo fundamental en la historia del país. Justo es reconocer que bajo el liderazgo del Dr. Marino Vinicio Castillo, amigo personal del ex presidente Joaquín Balaguer, se destacó por su entrega y compromiso al recorrer caminos vecinales para beneficiar a los más necesitados del campo dominicano. Encargado de liderar la aplicación de la reforma agraria en 1972, enfrentó al poderoso sector terrateniente dominicano. Esta iniciativa de justicia social se convirtió en un hito en la lucha por la equidad y la redistribución de la tierra en la República Dominicana. Su compromiso con la Reforma Agraria refleja su convicción en impulsar políticas públicas para beneficiar a los sectores más vulnerables de la sociedad dominicana.

La Fuerza Nacional Progresista se ha destacado por priorizar el interés nacional por encima de intereses partidarios, demostrando coherencia y lealtad a sus principios. La FNP no se vendió ante el poder; renunció a cargos como el Ministerio de Energía y Minas, direcciones generales y despacho en el Palacio Nacional, en defensa de sus principios y valores en el año 2014. Bajo el liderazgo del Dr. Marino Vinicio Castillo, tomaron esta decisión para mantener su integridad frente a un gobierno que actuaba en contra del interés nacional y el pueblo dominicano. Esta acción demostró su compromiso con sus ideales por encima de cualquier privilegio. En retrospectiva, se ha confirmado la acertada decisión de la FNP, ya que los tribunales están llenos de funcionarios sometidos por casos de corrupción.

El Dr. Marino Vinicio Castillo, al fundar hace 44 años la Fuerza Nacional Progresista (FNP), demostró su visión de crear un partido político basado en principios y valores, donde su principal compromiso es con la República Dominicana, la soberanía, la lucha contra la corrupción y el narcotráfico, la vida, la familia dominicana y su territorio; temas fundamentales para ofrecer una alternativa sólida en el panorama político de la República Dominicana.

La trayectoria del Dr. Marino Vinicio Castillo ha sido un claro ejemplo de compromiso y valentía en la defensa del interés de la República Dominicana. A lo largo de su carrera, ha demostrado estar del lado correcto de la historia al enfrentarse a poderosos intereses en favor de la justicia, la igualdad y la soberanía del país. Su legado perdurará como un testimonio de que con determinación y convicción se pueden lograr grandes cambios en beneficio de la nación, y su firme postura en defensa de los valores dominicanos lo consagra como un verdadero patriota cuyo nombre quedará grabado en la historia de la República Dominicana.

Juan Bosch dijo: «La Fuerza Nacional Progresista. Pequeños serán en número, pero grandes en su decisión de luchar por esta patria y por este pueblo».

Relacionadas