Dos menores mataron a su madre tras una discusión por las notas y después fueron a una pastelería a desayunar

Por redacciones

El Pregonero, España.- Unos hijos adoptados matan presuntamente a su madre, que fue encontrada en el suelo del asiento trasero de su coche amordazada y con varias bolsas de basura cubriendo parcialmente su cuerpo. Presentaba varias heridas de arma blanca y la investigación apunta a que la muerte fue causada por un apuñalamiento en el cuello. Tras el trascurso de las horas, se han ido sabiendo más detalles sobre este suceso, por el cual han sido detenidos los niños de 13 y 15 años.

Las investigaciones apuntan a que el mayor de los dos hermanos, el de 15 años, apuñaló presuntamente a su madre en el cuello y con la ayuda del más pequeño, habrían desnudado a la madre para intentar limpiar el rastro de sangre que estaba dejando el corte. Después, se fueron a una panadería a desayunar, donde compraron unas palmeras de chocolate.

De vuelta en casa, habrían intentado tapar el cadáver con varias bolsas de basura pero, aún así, dejaron un rastro de sangre visible para la posterior investigación policial. Posteriormente la metieron en el coche familiar e intentaron huir en éste. Sin embargo, ninguno de los dos sabía conducir, por lo que chocaron contra una pared.

El objetivo de los jóvenes, según los agentes del Instituto Armado, era fingir un secuestro. De hecho, así lo confirma una conversación telefónica que tuvieron con la madre la asesinada (su abuela), donde le dicen que toda la familia está siendo secuestrada.

Todo comenzó con una discusión

El suceso se desencadenó días antes, cuando supuestamente supieron en casa las notas del mayor de los hermanos. La madre, al parecer, echó en cara durante días al menor sus calificaciones escolares, algo que terminó en una una gran discusión. La Guardia Civil sospecha que el menor de 15 años le clavó un objeto punzante en el cuello a su madre mientras estaban en la cocina peleando. La mujer presentaba signos de violencia.

Posteriormente, el cuerpo fue introducido en el coche, concretamente en el asiento trasero. Le ataron las manos ya que, como se ha dicho anteriormente, se pretendía simular un secuestro. Tras la llamada a su abuela, los agentes de la Guardia Civil localizaron al padre, que se encontraba trabajando y comenzaron la búsqueda de los menores.

Finalmente los encontraron a un kilómetro del lugar en un parque. En ese momento, el mayor intentó escapar mientras que el menor se quedó quieto.

A espera de más información

Las investigaciones policiales aún no han arrojado una respuesta clara sobre el móvil de la ejecución de su madre. Se han comenzado una serie de recogida de declaraciones de allegados, familia y vecinos, con el objetivo de arrojar luz a lo sucedido. Se sabe que el entorno estudiantil de ambos adolescentes ha asegurado que son buenos estudiantes, aunque el mayor estaba comenzando a dar problemas. La familia era conocida, ya que la mujer asesinada era catequista.

Un equipo psicosocial de la Fiscalía de Cantabria evaluará las circunstancias familiares, psicológicas y educativas de los menores investigados.

Por el momento, la Fiscalía de Menores de Cantabria ha solicitado internamiento en un centro de reforma, en régimen cerrado y durante seis meses, para el chico de 15 años, al considerar que hay indicios de que fue autor de un delito de asesinato. Así lo ha solicitado el ministerio público al Juzgado de Guardia, en funciones de Juzgado de Menores, a cuya disposición ha puesto al investigado, según han informado a Europa Press fuentes de la Fiscalía. Su hermano (que es inimputable al tener menos de catorce) ha ingresado en un centro de protección de menores, por indicación del fiscal.


Relacionadas