Dieta post navideña: Consejos y recomendaciones en 6 sencillos pasos

Por Redacción Pregonero

Luego de las fiestas navideñas siempre queda el remordimiento tras la «comelona» que se produce con los platos típicos de la navidad. Pernil, galletas, ensaladas, golosinas, son algunos de los alimentos que suelen ingerirse en estas celebraciones decembrinas.

Los científicos suelen estar de acuerdo en señalar qué dietas no funcionan, pero los consejos sobre lo que sí funciona son mucho más vagos. En su libro Smart People Don´t Diet (Da Capo Lifelong Books) la doctora Charlotte Markey, profesora de psicología de la salud en la Rutgers University, repasa cuáles son las últimas evidencias científicas sobre los hábitos que pueden ayudar a adelgazar.

En un artículo en Psychology Today, la doctora ha reunido los consejos esenciales para perder peso de los nutricionistas, psicólogos y entrenadores que han participado en su libro. Son estos:

Cambia tus hábitos

Como explica la coach Heather Robertson, son tus hábitos actuales los responsables del peso que tienes. “Si empiezas a cambiar tus costumbres poco saludables para que lo sean tu peso y tu cuerpo van a cambiar”, asegura. “Concéntrate en cambiar sólo un hábito cada semana. Esto te acercara a tu objetivo de perder peso. Recuerda que los cambios llevan tiempo. Muchos de nuestras costumbres actuales se han estado formando durante los años, así que sé paciente y amable contigo mismo”.

Deja de contar calorías

El nutricionista Georgie Fear cree que lo mejor que se puede hacer para perder peso es dejar de contar calorías y centrarse en el hambre que se tiene. “Si no tienes hambre, no necesitas comer y si estás satisfecho no hay necesidad de seguir comiendo”, asegura el dietista, en la línea de lo que recomiendan los defensores de la alimentación consciente.

Abandona vehículos

Para adelgazar es necesario hacer ejercicio, pero tampoco es necesario apuntarse a un gimnasio. Lo importante es moverse. “Vende tu carro y ve en transporte público a trabajar”, recomienda el nutricionista Joe Dixon. “Los estudios muestran que andamos dos horas y media menos al día que lo que lo hacía la generación anterior. La única manera de arreglar esto pasa por intervenir en el entorno para moverse. Tener un coche es mucho más que una tentación”.

Cambia tu entorno

La manera más fácil de adelgazar es realizar pequeñas modificaciones en el ambiente en el que se mueve para perder kilos casi sin darse cuenta. Así lo cree la nutricionista Peggy Policastro, que recomienda seguir muchas de las estrategias defendidas por el psicólogo de la alimentación Brian Wansink: “Come en platos más pequeños, coloca la fruta en un bol en la mesa y deja los vegetales al nivel de la vista en tu nevera. Cuando estaciones tu carro, considera hacerlo en un lugar alejado de la entrada y siempre sube por las escaleras. Está probado que estos sencillos consejos hacen que comas raciones más pequeñas, tomes más frutas y verduras y practiques más ejercicio sin ser consciente del esfuerzo”.

Comer menos es lo importante

Para adelgazar hay que comer menos y moverse más. Pero la mayoría de nutricionistas coinciden en afirmar que lo primero es más importante que lo segundo. Poco importa que se haga mucho deporte si se come sin control dulces, carbohidratos y grasas.

“El ejercicio es genial para estar sano (y debemos practicarlo con frecuencia), pero comer bien y no mucho es lo que ayuda a perder peso”, explica la doctora Lorie Sousa. “Así que realiza actividades que te ayuden a comer alimentos saludables y raciones más péqueñas, como hacer una lista de las comidas sanas que te gustan y llevarla siempre encima para mirarla cuando vayas a hacer la compra”.

No olvides que comer es un placer

“No te prives por completo de comidas que te gusten”, explica la propia Charlotte Markey. “La vida es demasiado corta para olvidar el placer de comer. Pero, para vivir una vida larga y sana es esencial tomar elecciones inteligentes la mayor parte del tiempo”.

Fuente

 


Relacionadas