De Miriam Germán a Jean Alain Rodríguez; lo que debemos aprender

El Pregonero
Compartir:
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Sin lugar a dudas, el nombramiento más esperado y más deseado fue el de la magistrada Miriam Germán Brito y el funcionario tal vez más odiado y esperado su destitución, fue el de Jean Alain Rodríguez.

Hasta los más acérrimos defensores del gobierno de Danilo Medina no les quedó más que hacer silencio ante el horror de los desmanes del hasta antier procurador general de la República en la escogencia de los jueces de la Suprema específicamente en el caso de Germán.

Humillaciones, maltrato y hasta burla mismas que hoy ve devolverse hacia él como si de un Boomerang se tratase, hoy más que nunca recordamos la célebre frase dichas por la magistrada: si esto fuese de doble vía…¿podrá el exmagistrado sentarse donde ella se sentó? No somos quien para saberlo pero…

Este capítulo si se quiere pintoresco de la política vernácula debe servir de espejo a todos y cada uno de los nuevos funcionarios, de lo que no debe de hacerse cuando se está en el poder, eso de que el poder es pa usarlo es a “sigun”, como dicen por ahí.

Porque hoy eres martillo y mañana puedes volver a ser clavo y los que ayer hicieron uso de su poder para avasallar no pueden esperar luego, consideraciones y más en un país donde el populismo, la farándula, el espectáculo se entremezclan íntimamente con la justicia.

Mientras tanto, aunque como dijera doña Miriam no se puede guardar rencor en el corazón: el que gana es el que goza. Merecido nombramiento.

[email protected]

Colabora con El Pregonero
Click aquí para donar

Compartir:
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •