A pasito lento

Por Abril Peña

Un centro médico en Higüey fue condenado a pagar 10 millones de pesos por no atender un jovencito por la falta de un depósito que no llegaba  a $ 30,000.00  pesos  y como resultado  falleció, esta es la última sentencia en lo que va de año, que tiene que ver con daños ocasionados por médicos y\o  centros hospitalarios, al ser la primera vez que se les hace cumplir con la ley, estos se han rebelado, pero lo cierto es que los pacientes eran y siguen siendo presos de confianza del sistema.

Eso no significa que no se entienda las razones por la que las clínicas no quieren aceptar a pacientes hasta no tener pruebas de que hay recursos, pero definitivamente deben encontrar un método que les permita cobrar luego el monto adeudado, porque lo que es inaceptable es que se pierdan vidas por dinero y que no pase absolutamente nada al respecto.

Tomara tiempo que todos se acostumbren a cumplir con la ley pero a pasito lento llegaremos allí.

Relacionadas