Una solución sensata al voto del exterior

El Pregonero
Compartir:
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

En las últimas semanas, se ha convertido en un debate y en una preocupación, la situación de que los dominicanos en el exterior no podrán ejercer el derecho al voto ante la pandemia del coronavirus que afecta a los Estados Unidos, Europa y otros países de América, donde siempre se han organizado el proceso electoral.

Hay más de 500 mil dominicanos registrados en el padrón electoral para ejercer el voto el 5 de julio, fecha aprobada por el Pleno de la Junta Central Electoral. Los dominicanos, en su gran mayoría, se concentran en los Estados Unidos y ya el órgano electoral ha enviado una comunicación al Departamento de Estado a través del embajador en ese país, José Tomás Pérez, en busca de repuestas de posible factibilidad de que se puedan organizar las elecciones en su territorio.

El canciller, Miguel Vargas, da por un hecho que los dominicanos no podrán votar el 5 de julio, como afirmara en una entrevista a un programa radial en el día de ayer, una actitud que podría desacatar en acusaciones de los partidos opositores, que serán los afectados, sin no se pueden organizar las elecciones en el exterior, para que ellos puedan votar por su candidato presidencial y en caso específico, por sus diputados de Ultramar.

A El Pregonero, le llamó la atención las declaraciones del congresista representante del Distrito 13 de Nueva York, Adriano Espaillat, quien negó que los Estados Unidos hayan emitido un mensaje en el que dijeran que los países que vayan a realizar elecciones tendrán que hacerlo por correo, cuando al principio de marzo, la cancillería dominicana remitió un comunicado a la Junta Central Electoral informándole de parte de ellos, que no estaban dadas las condiciones para celebrar elecciones en su país en mayo por el COVID-19.

Al parecer, alguien le está mintiendo al país y a los dominicanos en los Estados Unidos y, ante las acciones de los partidos políticos, dejan entrever que no le interesa qué pueda pasar con el voto, tanto en suelo americano, Europa y otros países, donde siempre se han organizado las elecciones.

Mientas los días avanzan, los partidos políticos junto a la Junta Central Electoral deberán debatir y buscar una solución sensata a esta situación con tiempo, sin politiquería y sin ventajismo. Lo correcto sería, ante las imposibilidades de utilizar las escuelas en Estados Unidos y Europa, utilizar las instalaciones que tiene el gobierno dominicano, alquilar otras y establecer el protocolo establecidos por las autoridades para evitar contagios del COVID-19. Así, los que quieran ir a votar, se les garantizaría su derecho a elegir y ser elegido.

elpregonerord@gmail.com

Colabora con El Pregonero
Click aquí para donar

Compartir:
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •