“Ella solo me decía que el jefe de ella de seguridad, un mayor, la tenía hostigada, que ella pedía su traslado y él no se lo daba, por qué, no sé, pero yo quiero que indaguen más a fondo porque eso no se puede quedar así”, expresó Kelvin Montero.

“Ella me llamó ayer a las 4:00 de la tarde, me dijo manito vamos para mi casa que vamos a hacer un sanchocho, a la hora y media después me llama mi hermano quien es que la va  a buscar, y ella le dijo vengo ahora que voy a sacar dinero al cajero, y según me informan ahí ella recibió una llamada e hizo lo que hizo”, agregó .

El hermano de la fallecida agente de la Dirección General de Seguridad de Tránsito y Transporte Terrestre (Digesett), dijo que realmente antes del hecho no había dado indicios de que algo andaba mal, pero que ella le hablaba constantemente de la situación que vivía en su trabajo, pero que lo había denunciado y no le hacían caso.

Dijo que Anny, de 33 años de edad, oriunda de San Juan de la Maguana y que dejó un hijo de unos siete años en la orfandad.

Catalogó a la joven como una persona tranquila, pacífica.

En tanto,  el vocero de la Digeset, Rafael Tejeda Baldera, dijo que Anny, quien se graduó de psicología clínica, tenía más de 10 años en la institución y que era una persona muy dedicada a su trabajo.

La agente Montero tenía cerca de un año dirigiendo el tránsito frente a la embajada de Estados Unido, ubicada en la República de Colombia.

En tanto, este sábado el cadáver de la joven continaba en Patología Forense del Hospital Marcelino Vélez Santana, de Herrera.

Fuente: El Caribe

Colabora con El Pregonero
Click aquí para donar