Pandemias: Las 10 Enfermedades más mortales de los tiempos

Por Yari Tapia
Compartir:
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Por: Elis Peralta


Actualmente estamos pasando por una de las pandemias más mortales en el mundo, el COVID-19 ha causado la muerte de millones de personas.

El día de ayer 6 de abril de 2021 se ha informado de más de 133 millones de casos de la enfermedad en 255 países y territorios en el mundo, y 2 886 246 de fallecidos. Por otra parte, para octubre de 2020, la Organización Mundial de la Salud estimaba que al menos un 10 % de la Población Mundial ya se ha contagiado de esta enfermedad (unos 780 millones de personas infectadas aproximadamente), debido al gran subregistro de casos a nivel mundial.

La COVID-19 afecta de distintas maneras en función de cada persona. La mayoría de las personas que se contagian presentan síntomas de intensidad leve o moderada, y se recuperan sin necesidad de hospitalización.

Los síntomas más habituales son los siguientes:

Fiebre

Tos seca

Cansancio

Otros síntomas menos comunes son los siguientes:

Molestias y dolores

Dolor de garganta

Diarrea

Conjuntivitis

Dolor de cabeza

Pérdida del sentido del olfato o del gusto

Erupciones cutáneas o pérdida del color en los dedos de las manos o de los pies

Aquí le presentamos otras pandemias mortales de tiempos atrás

10 ° – Peste de Antonina (165–180)

Sorprendentemente, y aunque no nos enteramos, esta fue una de las pandemias más mortales de la historia, así como una de las más antiguas.

La peste de Antonina ocurrió en 165-180 y fue capaz de quitarle la vida a unos cinco millones de personas en Europa.

Su propagación comenzó con los romanos, y fuentes antiguas acordaron que el brote se originó por primera vez durante el asedio romano de Seleucia, durante el invierno de 165-166.

A partir de entonces, la plaga se extendió rápidamente a la Galia romana y entre las legiones a lo largo del Rin, extendiéndose por todo el imperio.

Durante las siguientes dos décadas, el Imperio Romano vio un brote diferente a todo lo que habían experimentado: en el apogeo de la propagación, ocurrían alrededor de 2,000 muertes cada día.

Los emperadores Marco Aurélio y Lúcio Vero murieron durante el período y muchos especularon que fueron asesinados por esta enfermedad. Sus síntomas incluyen fiebre, erupciones cutáneas y diarrea.

9 ° – Lepra (Edad Media)

La lepra, también conocida como enfermedad de Hansen, es una enfermedad bacteriana de desarrollo lento, capaz de causar daños irreversibles en los nervios, la piel, los ojos y las vías respiratorias del paciente.

Las personas infectadas con la enfermedad pueden tener problemas de visión y debilidad muscular, por lo que otras personas infectadas ni siquiera sentirán más dolor debido al daño al sistema nervioso. Esto puede provocar la pérdida parcial de las extremidades, como los dedos, las manos, los pies e incluso las piernas y los brazos.

Desafortunadamente, esta enfermedad ha afectado a los humanos durante miles de años, pero hoy existen tratamientos reversibles y quimioterapias asociadas con antibióticos.

La lepra, como se llamaba anteriormente, ya era una pandemia en Europa durante la Edad Media y el tratamiento de quienes padecían la enfermedad era inhumano: las personas infectadas se consideraban impuras y tenían que usar cierta ropa o una campana para su llegada. fue señalado.

Los leprosos no estaban permitidos en muchos lugares y se los llamaba «no muertos». La enfermedad se asoció con el pecado y fueron legalmente condenados a muerte por líderes cívicos, quienes confiscaron todas sus pertenencias.

Todavía hay alrededor de 200,000 casos de lepra por año y Brasil ocupa el segundo lugar en el mundo en número de personas infectadas, a pesar de que la enfermedad se puede tratar con medicamentos.

Algunos pacientes necesitan tratamiento continuo para complicaciones como ceguera y parálisis

8º – Peste Negra (1347–1351)

Una de las pandemias más devastadoras de la historia fue la Gran Peste Bubónica (también conocida como «Peste Negra») que ocurrió a mediados de los años 1300.

El brote mortal de la peste bubónica comenzó en China en la década de 1330 y, como el país era uno de los países comerciales más activos, la enfermedad se extendió rápidamente a otros lugares.

En 1347, la plaga llegó a Europa después de que varios barcos infectados atracaron en Messina, un puerto siciliano, en Italia. Solo cinco años después, la peste había matado a más de 20 millones de personas en Europa.

Se cree que la Peste Negra fue causada por la bacteria Yersinia pestis, y la enfermedad se propagó principalmente a través de la picadura de pulgas infectadas o la picadura de ratas.

Los síntomas de las personas afectadas fueron fiebre junto con habones (hinchazón de las glándulas linfáticas), que produjeron manchas rojizas en la piel que se volvieron negras, por lo que la gente lo llamó la Peste Negra

7 ° – Viruela (1520)

Durante siglos, la viruela ha sido una amenaza en Europa, Asia y Arabia: tres de cada diez personas infectadas murieron de viruela. Los primeros exploradores europeos trajeron el virus al Nuevo Mundo, donde las personas claramente no eran inmunes.

En México y Estados Unidos, las tasas de mortalidad fueron aún más altas y se convirtió en una pandemia importante que, en 1520, devastó el Imperio azteca.

En América del Norte y del Sur, la viruela tardó aproximadamente 100 años en destruir alrededor del 90% de los pueblos indígenas. En México, Finalmente el virus mortal ayudó a los españoles a conquistar a los aztecas e incas, ya que su población era muy débil.

6 ° – La Gran Plaga de Londres (1665-1666)

La Gran Peste en Londres fue una epidemia que ocurrió en Inglaterra y mató a entre 75,000 y 100,000 personas: esto significa, prácticamente, que una quinta parte de la población de Londres en ese momento se vio afectada.

Esta enfermedad fue causada por la bacteria Yersinia pestis, lo mismo que la peste bubónica, pero ocurrió en una escala menor que la «Peste Negra» anterior que afectó a Europa a mediados de 1347. Hoy en día todavía se llama la «gran peste» porque era de los últimos en extenderse por Europa.

La Gran Peste, o «Segunda Pandemia de Peste», de 1665 hizo que los líderes cerrarán todos los entretenimientos públicos y aislaran a los pacientes en sus hogares para ayudar a prevenir la propagación de la enfermedad.

En total, Londres perdió alrededor del 15% de su población y, aunque la ciudad registró aproximadamente 69,000 muertes, se cree que el número real supera las 100,000.

5 ° – Tercera plaga pandémica (1855-1960)

La tercera plaga pandémica comenzó en China en 1855, durante el reinado de la dinastía Qing, por el emperador Xianfeng, y es la peste bubónica la que terminó viajando por India y Hong Kong, matando al menos de 12 a 15 millones de personas.

India sufrió más de 10 millones de muertes y este fue el tercer brote importante de peste bubónica que golpeó a la sociedad europea.

La enfermedad se propagó inicialmente por las pulgas durante la minería en Yunnan, China. Esta pandemia solo alcanzó un mínimo significativo en 1960, cuando 200 personas murieron cada año. En ese momento, la Organización Mundial de la Salud determinó que la plaga ya no estaba activa.

4to – La Tercera Pandemia de Cólera (1852-1860)

Entre 1852 y 1860 se produjo el brote de cólera más mortal: el tercer brote importante de la enfermedad. Al igual que las dos primeras pandemias, la tercera fase se originó en India y se extendió a Asia, Europa, América del Norte y África. En 1854, el peor año, el cólera mató a 23,000 personas en Gran Bretaña y aproximadamente 10,000 de esas víctimas eran de Londres.

Durante la tercera pandemia de cólera, alrededor de un millón de personas murieron y las muertes ocurrieron en Rusia, Chicago, Tokio, España, Venezuela e incluso Brasil.

Se cree que el agua contaminada es la causa del cólera: quien identificó esto fue el médico británico John Snow, quien siguió los casos en Londres e identificó el agua contaminada como la causa de la transmisión de la enfermedad. Localizó el agua en la bomba de Broad Street y convenció a las autoridades locales para que retiraran el asa de la bomba.

Aunque el número de casos locales disminuyó drásticamente después de sus hallazgos, los números continuaron aumentando en otras áreas del mundo durante algunos años más.

3 ° – Gripe rusa (1889-1890)

La gripe rusa, también conocida como «gripe asiática», fue una pandemia de gripe mortal que mató a aproximadamente un millón de personas en todo el mundo.

El brote comenzó a propagarse en 1889 y fue la epidemia de influenza más grande del siglo XIX, y también fue la primera epidemia real que tuvo lugar en la era de la bacteriología. Una ciencia responsable de dilucidar, estudiar y documentar todo sobre las bacterias.

Se han reportado casos iniciales en Bukhara en Asia Central (Turkestán), Athabasca en el noroeste de Canadá y Groenlandia. En seis meses, la enfermedad ya había infectado a personas en San Petersburgo, Rusia. Solo cuatro meses después, la gripe se propagó por todo el hemisferio norte.

El rápido crecimiento de la población en las zonas urbanas de todo el mundo ha ayudado a crear una pandemia. Aproximadamente uno a uno y medio millón de personas murieron de la enfermedad.

2º – Gripe asiática (1957–1958)

En el siglo XX, la segunda pandemia de gripe más grande fue la gripe asiática de 1957, con un brote que representa más de un millón de muertes.

Al comienzo de la pandemia de gripe asiática, el virus se propagó por toda China y las regiones vecinas hasta meses después, la gripe llegó a los Estados Unidos y se extendió por todo el Reino Unido.

Solo tres meses después de 1958, Estados Unidos había estimado que casi 70,000 muertes estaban relacionadas con la gripe asiática. Finalmente, se desarrolló una vacuna que ayudó a contener la enfermedad.

1 ° – Gripe española (1918–1920)

La gripe española fue la pandemia de gripe más mortal en la historia humana y comenzó en 1918, infectando a aproximadamente un tercio de la población mundial, o aproximadamente 500 millones de personas.

Aunque las estimaciones varían, se cree que la gripe española ha matado a unos 50 millones de personas, mucho más que la Primera Guerra Mundial.

La primera ola de gripe ocurrió en la primavera de 1918 y fue leve. La segunda ola fue altamente contagiosa y llegó al mundo entero.

Su etapa inicial fue en Europa, Estados Unidos y Asia antes de extenderse por todo el mundo.

Además de la rápida propagación, las víctimas de la gripe murieron en cuestión de horas o días después de que aparecieron los síntomas.

Solo para darle una idea, la esperanza de vida en los Estados Unidos disminuyó 12 años después de que la gripe española golpeara a la población.

No solo las escuelas, sino también las casas particulares y otros edificios se han convertido en hospitales improvisados debido al hacinamiento en las instalaciones médicas.

La gente tuvo que entrar en cuarentenas impuestas y muchas compañías cerraron para frenar la propagación del virus mortal.

¨ El mal de las pandemias no es algo sobrehumano, es algo menos que humano¨

—Agatha Christie—–

Colabora con El Pregonero
Click aquí para donar

Compartir:
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Beneficios de la Fibrasina

Relacionadas