El viacrucis de Leonel

Opinión

Por Kelvin Ortiz Faña

Ayer, la iglesia católica dio inicio a la Semana Santa con la procesión del Domingo de Ramos, que por resolución del Concilio de Nicea I ( en año 325) se celebra, donde toda la semana con el viacrucis, se recuerda las devociones o prácticas de oración más extendidas entre los católicos, en que reviven los momentos de Jesús de Nazaret desde su prendimiento hasta su crucifixión y sepultura.

Viacrucis, comúnmente expresar todo tipo de dificultades que se presentan en la vida cuando se quieren alcanzar ciertos objetivos.

Si extrapolamos esto, al calvario que ha vivido Leonel Fernández desde su salida del poder en el 16 de agosto del 2012 hasta la fecha, podemos a asegurar que ha sido el viacrucis más largo que ha tenido un político dominicano.

Leonel insistió quedarse en el poder en el 2012, pero a pesar de los grandes esfuerzos que hizo él y su equipo político, le fue imposible. El mismo intento hicieron en el 2015, pero también fue en vano.

Ahora, vemos un Leonel dispuesto a jugársela para las próximas elecciones, ya sea por el PLD o como candidato independiente, ya que la reelección del presidente Danilo Medina es indetenible.

¿Qué pasará?

Leonel tiene dos caminos a mi entender, aceptar la reelección de Danilo o irse del PLD a formar su propia organización política.

Ambas opciones, sería un suicidio para Leonel, aúnque, si él decide por la segunda, el tiempo podría darle la victoria y salvarle la vida ante la historia.

De escoger la primera opción, Leonel estaría haciendo su propia tumba política, porque con tantos enfrentamientos que le ha hecho al poder, se vería un león domado y perdería su poco poder político que aún le queda.

¿No hay marcha atrás?

Leonel se ha adueñado de este slogan y dar un paso hacia atrás, se hundiría en la reversa. Ese “no hay marcha atrás”, no puede verse detenido ante la modificación de la Constitución que se hará en los próximos meses para que Danilo se reelija, pero tampoco puede dejar “no hay marchas atrás” para apoyar a Danilo en su deseo de quedarse, porque sus esfuerzos no valieron para nada.

El viacrucis de Leonel, no todos los políticos dominicanos pueden aguantarlo de pie como lo está él, en un país tan presidencialistas como lo es éste. Además, la historia ha demostrado como los liderazgos se van apagando a los políticos que le inicia campaña sucia en contra, cuando sus cercanos y gente que hizo políticamente lo van traicionando, en el caso de Leonel, se ha mantenido marcando un buen porcentaje de aceptación ante el electorado, aúnque no le garantiza ganar la presidencia.

¿Qué hará Leonel? Vamos a esperar…

Advertisements

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.