Cuidemos el Estado

Opinión

Por: Evaristy Jesús Jimenez

En  República Dominicana desde hace mucho tiempo las personas hemos incurrido en el error de que el Estado es el gobierno y decimos esto porque todos de una manera u otra hemos creído esto por H o por R.

Pero resulta que el Estado somos todos los componentes del Poder Nacional, que institucionalmente  estamos organizados por tres poderes públicos que los mismos deben hacerse contra peso unos con otros y nosotros los ciudadanos velar porque los mismos funcionen adecuadamente.

Resulta preocupante para todos lo que está pasando en el país con relación a los fiscales que aunque son pocos empañan  la imagen de todos con sus actuaciones inadecuadas, pero eso mismo pasa con los agentes del transporte y de fuerzas castrenses. Además de las violación de productos de alimentación, de la Salud y de prácticamente todo como si nada pasa y nadie quiera ponerle un costo a estos temas que son simplemente alarmantes.

Tenemos que mejorar estas condiciones porque de lo contrario no podremos ser llamados Estado Nación, como República Dominicana, pero del dicho al hecho quedará un salto al vacío, porque no es posible seguir viviendo este tipo de aberraciones en franca violación a las leyes y al sistema en sentido general.

El jefe de Estado y de Gobierno, Danilo Medina Sánchez, hace esfuerzos grandes para mejorar estas anomalías pero en realidad no se ven mejorías significativas en ese aspecto no porque no tenga la voluntad, sino que la gran mayoría de los actores del proceso quisieran que el Presidente lo pueda hacer todo y sino lo hace entonces es el culpable, cuando estas cosas son de carácter general y son un compromiso de todos, vamos hacer posible que las autoridades puedan hacer bien su trabajo pero ojo las autoridades están para hacer y respetar las leyes no para abusar de ellas contra los mandantes que somos el pueblo y que el mismo debe ser respetado en todo el sentido de la palabra.

Esperamos que se investiguen los casos de la fiscal de Villa Vázquez, pero también los tantos casos públicos y privados que están llenando de manera constante el cuerpo colectivo y que puede ser una mala señal el no poder dar respuesta satisfactoria a estas situaciones porque podrían estar abonando un problema de magnitudes simplemente desbordantes.

Advertisements
Anuncios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.