Caso Leonel-Correa: asediado por el poder entregado en manos de líderes de su mismo partido

Internacional Opinión Política

El Pregonero, Santo Domingo.- El expresidente de Ecuador, Rafael Vicente Correa Delgado luego de haber ocupado por 10 años, cuatro meses y nueve días: desde el 15 de enero de 2007 hasta el 24 de mayo de 2017, siendo el mandatario ecuatoriano que más tiempo ha permanecido en el poder de forma continua, le traspasó al mando a quien fuera su vicepresidente Lenin Moreno (2007-2013).

Desde que Lenin asumió la Presidencia de Ecuador, la relación entre ambos líderes se fue desgastando hasta convertirse en enemigos. 

Aunque ambos pertenecen al Partido Político “Alianza País”, casa uno tiene sus propios seguidores que apoyan sus ideas.

A pesar de que Lenin mostraba algunas diferencias con Correa antes de ganar, no fue hasta llegar a la Presidencia que se produjo distanciamiento entre ambos.

Sus diferencias aumentaron cuando Lenin comenzó a implementar medidas económicas y desmontar proyecto de Correa. En su momento, Lenin aseguró que había heredado una situación crítica de la economía ecuatoriana.

Sus diferencias aumentaron por denuncias de Lenin de que Correa le tenía cámaras de grabación en su despacho presidencial y fotos en sus celular.

Correa tuvo que abandonar Ecuador. Hoy vive en extranjero y tiene varias sentencias condenatoria en su contra.

Caso Leonel Fernández 

Pese Leonel Fernández no ha tenido que abandonar el país, todavía, desde que Danilo Medina le renunció en el 2006 para buscar la candidatura presidencial por el Partido de la Liberación Dominicana en el 2008, las diferencias entre ambos líderes comenzaron a verse visibles.

Tras su derrota en la interna del PLD en el 2007, Danilo mantuvo una diferencia abismal con Leonel. 

En el 2008, Leonel gana la reelección presidencial por el PLD y en el 2010, esa organización política gana la mayoría de los puestos electivos a nivel nacional.

En el 2012, Danilo Medina gana la presidencia de la República y en la misma juramentación inicia cambios, uno de ellos fue la revisión del contrato con la Barrick Gold. 

Otro pronunciamiento que siguió profundizado la diferencia entre Leonel y Danilo, fue cuando el Gobierno establecido en el 2012 dijo que encontró un maletín lleno de factura.

Grupos populares iniciaron campaña en contra de Leonel y juicio simulado frente a Funglode. En el 2015 con el intento de Leonel volver, le fue traído por sectores del “Gobierno”, denunciado por el equipo político de Leonel Fernández, al narcotraficante Quirino, quien arremetió una campaña sucia contra el presidente del PLD.

Ante la imposición del mayoría del Comité Político del PLD, Leonel se vió obligado a arrodillarse a la reforma constitucional para que Danilo Medina se reeligiera en el 2016, profundizando aún más la diferencia entre ambos líderes políticos.

No fue hasta este año, que Danilo y Leonel han mostrado tomar camino diferentes. La división en el PLD es de hecho y de fondo.

Leonel se opuso ante cualquier intento de modificar la Constitución para habilitar a Danilo para las eleciones del 2020, ante esta situación, el Presidente de la República se reunió con todos los precandidatos presidenciales de su corriente para elegir a su delfín.

El fin de semana, oficialmente se eligió a Gonzalo Castillo cómo la fuerza del Danilismo para derrotar a expresidente Leonel Fernández.

Aunque Leonel no ha tenido que a abandonar el país como el caso de Correa, ambos escenarios muestran para un futuro, las desconfianzas entre líderes políticos de entregarle el poder a su compañero de partido. 

Advertisements
Anuncios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.