NYDO convoca misa en catedral San Patricio en memoria de policías dominicanos asesinados en 2021 en Harlem

Por Redacción Elpregonero
Compartir

Por Miguel Cruz Tejada


NUEVA YORK._ La Organización de Oficiales Dominicanos del Departamento de Policía de Nueva York (NYDO), presidida por el sargento Dennis Rivera, está convocando a una misa en la catedral San Patricio en memoria de los policías dominicanos Jason Rivera y Wilbert Mora, asesinados en un apartamento en Harlem hace un año, el 21 de enero 2021.

El oficio religioso a intención de NYDO está programado para las 10:00 de la mañana de la tarde el sábado 21 de enero 2023 y se espera la presencia de las principales autoridades de la ciudad entre estas, el alcalde Eric Adams, la comisionada del NYPD,  Keechant L. Sewell, el cónsul general dominicano Eligio Jáquez, legisladores locales y federales dominicanos y representes de una diversidad de instituciones comunitarias.

Ambos policías fueron emboscados por el afroamericano Lashawn J. McNeil quien les disparó mientras ellos iban a hablar con  el asesino después de ser enviados al apartamento respondiendo a una llamada por un incidente de violencia doméstica.

El matador, que fue baleado tratando de escapar por el patrullero novato  que acompañaba a Rivera y Mora, murió posteriormente en el hospital Harlem donde también fallecieron los oficiales dominicanos.

El ataque se produjo a las 6:15 de la tarde del viernes 21 de enero 2021, Día de la virgen de La Altagracia en la República Dominicana.

Rivera, fue atacado a tiros por el afroamericano Lashawn McNeil quien se atrincheró en una habitación del edificio 119 Oeste en la calle  135 en  el área del hospital Harlem cuando el oficial Rivera y su compañero Wilbert Mora  al que una de las balas lo impactó en el cerebro.

Mora, fue operado dos veces pero no pudo resistir.

El asesino residía en Maryland de donde se movió a Nueva York a pedido de su madre que siempre temió un incidente violento ya que Lashawn siempre andaba armado.

Mora entró a la policía en 2018.

La madre le pedía a McNeil que la ayudara con su hermano discapacitado, dijeron vecinos a medios locales.

Después de hablar con la madre, dos de los oficiales caminaban por un estrecho pasillo hacia una habitación trasera cuando McNeil abrió la puerta y les disparó.

En la escena se recuperó una pistola Glock calibre .45 con un cargador de alta capacidad que puede disparar hasta 40 rondas adicionales.

El arma de fuego había sido reportada como robada en Baltimore, dijo la policía de Nueva York.

McNeil era un delincuente convicto con antecedentes penales extensos que estaba en libertad condicional en el momento de los disparos, dijeron las autoridades.


Compartir

Relacionadas