Nuestro pasado no puede rescatar nuestro presente, y mucho menos nuestro futuro… cosas del tiempo

Por pregoadmin

Por Pedro René Almonte M.


Los políticos dominicanos tienen una particularidad que casi los hace únicos en el mundo, esa lección parecen haberla aprendido casi todos de Balaguer, y es la de retirarse de la política cuando la muerte los acompañe. Para todo hay un momento, y el tiempo como rodillo impiadoso le pasa por encima a todo el mundo, con la salvedad de que algunos se enteran que la testosterona se terminó y otros pretenden seguir en el medio como si nada pasa. Macron en Francia, Bukele en el Salvador, Pedro Sánchez en España, son ejemplos de que los pueblos se cansan de los mismos actores, mientras las décadas pasan y vemos como nuestros políticos cumplen los 70 y 80 años y pretenden controlar nuestro país. ¿Usted ha visto los rostros, los brazos y las piernas de quienes pretender “rescatar” nuestro país? ¿Acaso usted sabe que los que quieren rescatar la República Dominicana tienen al menos 40 años gravitando en el universo político dominicano? Esto quiere decir que son responsables de lo bueno que aplaudimos y de lo malo que nos quejamos. Si no me creen, miren las portadas de los periódicos de los últimos 30 años.

En la política, como en la vida misma todo tiene su hora y su momento. Cada ámbito y actividad del ser humano tiene un momento de clímax, de éxtasis y de máxima exaltación.  También en la política todo tiene su hora, pero las horas pasan, el tiempo es ese elemento que empieza y acaba todo, y la política es parte de ese todo. Todo tiene su hora, y la hora de la oposición ya pasó.  Debieron salir juntos en las elecciones municipales y lograr una candidatura unificada en primera vuelta, ya cualquier esfuerzo será en vano. Cualquier decisión que se tome en este momento en aras de fortalecer la oposición, ya se ve como una reacción para controlar el éxodo que está habiendo y habrá desde la oposición a otro lugar. La oposición debe prepararse para en mayo recibir otra derrota, por supuesto en primera vuelta.

Jamás pensé que ver a Leonel y a Danilo juntos otra vez, me supiera a nada, pero así fue… cosas del tiempo.


Relacionadas