Los indisciplinados del PRM; ¿dónde está Paliza y Carolina?

Compartir:
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Por Kelvin Ortiz Faña


El Partido Revolucionario Moderno ganó las elecciones presidenciales en las pasadas elecciones del 5 de julio, donde su candidato presidencial Luis Abinader, tuvo que comprometerse con empresarios, sociedad civil por apoyo a sus aspiraciones y que ahora, son difíciles de cumplirlo en sus primeros meses de gobierno.

No obstante a eso, Abinader gana las elecciones en un proceso único en la historia dominicana, donde República Dominicana está golpeada por la pandemia del coronavirus, tanto en lo económico como en lo sanitario, pero hay miembros del PRM que no entiende eso.

Protestar y llamar a la desobediencia a siete días de Abinader tomar el mando por empleo, no es justo, como tampoco es justo, que Luis premie a una misma familia con varios decretos y designaciones internas.

Una reacción trae otra y cuando se están en el gobierno, en un momento como este, hay que ser prudente, de un lado, pero también del otro.

La Constitución no prohíbe que Abinader designe a quien él entienda, pero tampoco la Constitución no prohíbe, a que miembros del PRM, que hicieron su trabajo, a exigir un empleo. Mandar a cientos para la calles de la Administración Pública, no sería correcto en este momento, pero tampoco es justo que dejen a cientos de perremeistas fuera de las instituciones.

Lisandro Macarrulla dijo esta semana que el Estado hay muchas gentes en las nóminas, quizás sí, pero hay que aumentarla, los políticos son los que le hacen la campaña a los candidatos presidenciales, no es la sociedad civil ni los empresarios. Cuando se pierde la conexión, Estado-Partido como la perdió el PLD, tienen resultados negativos.

Los empresarios y miembros de la sociedad civil que Abinader designe en puesto del Estado, es una puerta menos para las bases del PRM conseguir un empleo. Los empresarios y sociedad civil, no entienden a los políticos.

El presidente y la secretaria del PRM

José Ignacio Paliza y Carolina Mejía, presidente y secretaria general del PRM, deben de llamar a capítulo a los indisciplinados, pero también llevarle esperanza. Si Paliza se concentra en su ministerio y Mejía a su alcaldía, será tarde para controlar una masa con hambre.

Las organizaciones políticas comienzan a perder su norte, cuando lo que la dirigen están en cargos públicos y se desconectan de la génesis de la política. Claro, pueden dirigir el partido y también ser funcionarios, pero eso requiere sacrificios y disciplina.

Paliza, es ministro, pero es presidente del PRM. Los compañeros de la bases, necesitan de su presidente, pero muchas veces, los cargos, lo alejan de los desposeídos o su círculo, lo alejan. Lo mismo que Mejía, la alcaldesa del Distrito Nacional, pero su rol como secretaria del PRM, no puede descuidarlo.

Yo le aconsejaría, mantener dos agendas, una  de Estado y una política. Designar días, para escuchar a sus compañeros en la semana, porque ellos, son igual de importante a la hora de buscar los votos. Si el partido se mantiene contento, el Gobierno lo está.

Debería copiar el libro de Joaquín Balaguer y Leonel Fernández en el aspecto de darle empleos a los miembros del partido, pero sin corrupción. Fíjese, que cuando Danilo Medina comenzó al designar la sociedad civil y empresario, los peledeístas lo sacaron del poder.

Sígueme @KelvinOrtizF

Colabora con El Pregonero
Click aquí para donar

Compartir:
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •