Los funcionarios y las cancelaciones

El Pregonero
Compartir:
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Nos llegan numerosas denuncias de que en las supuestas botellas canceladas hay mansos y cimarrones.

Todos sabemos y esperábamos cancelaciones masivas, después de todo, el Partido Revolucionario Moderno tiene 16 años fuera del poder y el que se espera que la gente trabaje por amor, es por decir lo menos ingenuo.

Lamentablemente, el Estado cambió y mucho, ahora hay carrera administrativa, diplomática y consular, hay comités de compras, de ética y transparencia etc, etc, hay muchos empleados cuasi intocables, con derechos adquiridos que tienen que respetarse, como colofón de la situación tenemos, además el estado de emergencia que como bien indicase el Ministerio Administrativo, en una circular que enviase a todas las instituciones la semana pasada, impide las cancelaciones aunque en la misma dejó un bajadero y son una serie de irregularidades que permitirían las cancelaciones, las famosas botellas son una de ellas.

Cancelar al que devenga un sueldo en el Estado sin hacer nada para ganárselo es un hecho de justicia, pero solo cuando es así, hacerlo solo para salir de los empleados que sí cumplen desconociendo sus derechos adquiridos, es un abuso. además de dañar los expedientes laborales de cada quien puesto que esto queda asentado en los mismos.

Señores funcionarios, demostrar que una persona trabaja es más que mirar el ponche de cada día, con revisar las comunicaciones entrantes y salientes, cámaras de seguridad etc.m.

Fácilmente, los cancelados pueden demostrar si trabajan o no saliéndoles a ustedes más la sal que el chivo, ya que ustedes deberán responder a las demandas con su propio patrimonio, que la desesperación por cumplirles a los compañeros no les lleve a cometer injusticias e ilegalidades que cuatro años pasan, no solo rápido, si no que pueden ser azarosos o tranquilos en la medida que llenen las expectativas de la gente y los miembros de su partido tienen una merecida fama de durar poco en el ejercicio del poder.

Romper el ciclo está en manos de ustedes hagan las cosas bien.

[email protected]

Colabora con El Pregonero
Click aquí para donar

Compartir:
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •