La Nación a la que aspiramos los dominicanos

Evaristy Jimenez
Compartir:
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Por Evaristy Jiménez


La República Dominicana entra en un nuevo ciclo político, económico y social, en el inicio de una nueva administración que se inicia el 16 de agosto del 2020.

Los dominicanos aspiramos a un país donde la Ley sea el parámetro principal para todo eso es un compromiso de la nueva administración que será vital para ser la diferencia, otra cosa importante que los dominicanos estamos aspirando hace muchos años es una mejoría significativa en la educación y en la salud.

La separación de los poderes públicos es otra aspiración necesaria y que los cabezas del gobierno tienen un compromiso histórico, ya que su nacimiento está marcado por un momento histórico de mucha calamidad para los poderes públicos y sobre todo para los jóvenes que vivieron grandes dificultades en la década posterior a la revuelta de abril.

Ahora es necesario que todos los ciudadanos inicien también haciendo un cambio en el comportamiento de sus acciones desde poner los desperdicios en su lugar hasta cumplir las reglas que todos estamos comprometidos a cumplir que son obligatorias para poder vivir en sociedad.

Los dominicanos aspiramos a que nuestros funcionarios respeten a su pueblo, que sean lo más efectivos posible pero sin perder la calidad humana; aspiramos a que el servidor público entienda que los usuarios de los servicios son la razón de ser de su función y que el norte de un equipo de gobierno es trabajar en consonancia con su Presidente.

Pero de todas las aspiraciones colectivas que tenemos todos los dominicanos es que la impunidad no sea el pan nuestro de cada día, lo más anhelado por todos los dominicanos, que las personas que violen la Ley y que utilicen los fondos públicos en su provecho sean castigados esa es sin lugar a dudas la mayor aspiración del Pueblo dominicano.

Colabora con El Pregonero
Click aquí para donar

Compartir:
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •