Jack Veneno

Por Yari Tapia
Compartir:
  • 1
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    1
    Share

Por Richard Pérez


Así te recuerdo, blanco y negro.
En mi casa había un televisor de tubo. Creo que habían 3 en el barrio y uno a color donde Nono. Nunca ha llegado a mi mente, que te vi luchar en el televisor de mi casa. Siempre fue dónde Doña Negra, la que vendía un chele de pan y a 3 por 5. Ahí se juntaba el Banden entero, tirados en el piso, mirando por las ventanas, nos empujábamos.
Esperábamos el sábado desde el lunes. El que llegue primero. Los más grandes se adueñaban de los espacios y teníamos que «estericar el cocote».
Cuando comenzaba la Lucha, había que hacer silencio, sino, nos sacaban por brazos y piernas, «hombres por los aires».

Cuando daban anuncios nadie se movía, se escuchaba el «cuchicheo» pero nadie «alzaba» la voz. Solo pujábamos con cada golpe, patada voladora, codazos, saltos mortales, doble patada, el lanzamiento a las cuerdas, el machetazo, y los piquetes a los ojos.

Esperábamos el clavado y la polémica, que creo era mensual que Jack la aplicaba, después del sangrado en su frente y el cansancio que lo agobiaba. Estando apunto de ser derrotado.
La entrada maestra del Genio del Mal, Relámpago Hernández, nos enloquecía.  Algunos fueron hipnotizados por su voz estruendosa, y Jack Veneno dejó de ser su ídolo.
Donde encontraba Relámpago a todos esos villanos que no nos dejaban dormir, que peleábamos con ellos en nuestros sueños.

Ay vienen los broncos, el uno y el dos, y después el tres, con su baile típico, meciendo el cuerpo en un solo pies, con el pecho abierto. Y esa mascara que nunca quisimos que se la quitara, pero deseábamos ver su rostro.

El Tope especial, El golpe de Puño de Hierro, la máscara de Caballero Negro, La Dormilona, El Suplé, La Doble Nelson, en fin, los técnicos y la cuadra ruda, nos llevaron a entender que siempre el bien se imponía sobre el mal.

Después de terminado el espectáculo, nos tocaba a nosotros. Salíamos despavoridos, cada uno con su grupo, a pasar la tarde entera imitando a Jack y a Relámpago. Muchos terminamos con el «caco» partido y un brazo «partio» y todo adoloridos. Pero valía la pena. El próximo sábado a lo mismo. «Hombres por los aires»

Te extrañaremos por siempre Jack Veneno.
El campeón de la bolita del mundo.

ASEGURATE!!!

Colabora con El Pregonero
Click aquí para donar

Compartir:
  • 1
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    1
    Share

Beneficios de la Fibrasina

Relacionadas