Iglesia Católica pide no descuidarse por la desescalada sobre el virus

Compartir:
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

El Pregonero. Santiago.– El Arzobispado de esta demarcación sostiene que la flexibilidad de algunas restricciones que hasta ahora se ha observado en el país, no pueden llevar a la ciudadanía a descuidarse frente a la COVID-19.

Dicho planteamiento aparecerá en la edición del domingo del semanario Camino, su medio escrito de información, titulado “Una oportunidad para triunfar”, en el que recuerda que desde el pasado miércoles el país vive una nueva etapa dentro de la lucha contra el coronavirus.

Destaca que más de 600 mil trabajadores, de manera gradual, comenzaron a laborar en empresas, comercios, la construcción y otras áreas de la economía, lo que conlleva un estricto cumplimiento de los protocolos establecidos para evitar que haya un rebrote de la enfermedad.

Y de esa manera “evitar echar por el suelo los peldaños alcanzados en la lucha contra esta pandemia que ha puesto a la humanidad en un estado de shock”.

“La flexibilidad de algunas restricciones que hasta ahora habíamos observado jamás puede llevarnos a descuidarnos frente a este virus que ha traspasado todas las fronteras”, dice.

En tal sentido, Camino dice que se necesita una actitud más responsable de cada ciudadano “porque un descuido nos llevaría a una situación peor causando más dolor y angustia” y que el peligro está en que algunos piensen que se ha vuelto a la normalidad y que el COVID-19 terminó.

De acuerdo al vocero escrito del Arzobispado de Santiago, asumiendo esta posición lo que se hace es “poner en riesgo nuestra vida y la de aquellos con quienes compartimos a nivel familiar y comunitario”.

Recuerda que el avance hacia una segunda fase de mayor apertura depende de cómo la ciudadanía asuma una conducta de respeto hacia las medidas preventivas que indican las autoridades sanitarias.

Colabora con El Pregonero
Click aquí para donar

Compartir:
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •