Firmas de muertos contribuyeron a humillante derrota de vicegobernadora dominicana Sabina Matos

Postulada al congreso en Rhode Island confirma investigación

Por Rodriguez

Miguel Cruz Tejada


El Pregonero, Nueva York.-El uso de docenas de docenas de  nombres de  muertos y muertas que fueron incluidos en los formularios de votaciones de la campaña de la vicegobernadora dominicana en Rhode Island, Sabina Matos, contribuyeron a su humillante derrota como precandidata a congresista de Estados Unidos en el distrito 1 de ese estado en medio de un tórrido escándalo que le restó apoyo popular y ataques de los medios, confirman investigaciones de los fiscales y el canal 10 de la cadena NBC en Nueva Inglaterra.

Matos, quien favorita para ganar la nominación demócrata en las primarias de septiembre 2023, fue apoyada por el congresista dominicano Adriano Espaillat y la maquinaria de su partido, pero cuando se difundieron las acusaciones sobre el uso de las rúbricas de los difuntos, la prestigiosa encuestadora le otorgó un 11% y a su principal oponente, el africano Gabriel Félix Kofi Gabe Amo, un 43 quien la venció en la contienda.

En la elección especial tras la renuncia del antiguo incumbente, Amo obtuvo el 32.4% con 12,946 votos y Matos, un 8.0%  con 3,210 sufragios.

El africano se convirtió en el primer congresista negro de Rhode Island representando el referido distrito en la Cámara de Representantes del congreso de Estados Unidos.

Matos, quien nació el 13 de febrero de 1974 en República Dominicana y se graduó en el Colegio Comunitario de Rhode Island en 2001 y fue concejala entre 2011 y 2021, sobresalió como una destacada activista en ese estado y luego fue escogida candidata a vicegobernadora estatal, ganando esa posición en 2021 que ocupa hasta la fecha.

Ella achacó la colección de firmas a una firma de asesoría electoral que su campaña contrató dirigida por  Holly McClaren y dijo que uno de sus principales activistas, Christopher Cotham fue también responsable de la manipulación y las firmas fantasmas.

Cotham fue acusado por los fiscales y se declaró no culpable pero luego admitió que tomó las firmas de los fallecidos de las páginas blancas (White Pages)  de la guía telefónica sin verificar los datos reales de los muertos.

Además, numerosos votantes dijeron a  NBC 10 que ellos no firmaron ningún formulario para esas primarias.

El nombre de McLaren y el de Shanna Gallagher aparecieron como los que firmaron los formularios, dando fe de que recogieron los formularios con firmas cuestionables.

Cotham, de 45 años, les  dijo a los investigadores que conoció a McClaren a través del trabajo de recuperación de adicciones una década antes, y a quien ella había traído para ayudar a recolectar firmas, emparejándose con Gallagher en ocasiones.

Según los documentos de investigación obtenidos por NBC 10 News, cuando se le preguntó sobre las firmas que recolectó en Jamestown, las autoridades escriben que Cotham, finalmente admitió que había buscado los nombres y direcciones de las personas en whitepages.com los había escrito en los documentos de nominación y firmado. Dijo que también podría haber hecho lo mismo con otras hojas de diferentes pueblos o ciudades».

Cotham dijo a los investigadores que McClaren le dijo que recibiría 2 dólares por firma.

Supuestamente, les dijo a los investigadores que era difícil recolectar firmas y que mucha gente no quería firmar.

Cotham también dijo que no podía recordar si le dieron instrucciones sobre cómo recolectar firmas, que la campaña de Matos sostuvo que le dio a McLaren y a los coleccionistas de firmas, expone NBC 10.

El medio dice que nadie más ha sido acusado en relación al escándalo.

Los registros judiciales mostraron que Cotham se declaró inocente en una lectura de cargos a fines de marzo 2024.

Fue presentado en la corte ayer jueves.

El escándalo condenó la campaña de la vicegobernadora Sabina Matos al congreso, afirma el medio.

Numerosos municipios expresaron su preocupación por las múltiples firmas, que incluían nombres de personas fallecidas y firmas que la gente no firmó.

En su momento, Matos se defendió de las acusaciones desligándose directamente de la maniobra.


Relacionadas