Excesos e irregularidades en la implementación del Estado de Emergencia

Compartir:
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Por José Manuel Jerez


Segunda parte:

Publicidad. Vota por Gonzalo y el PLD


Ninguno de los Estados de Excepción eximen del cumplimiento de la ley y de sus responsabilidades a las autoridades y demás servidores, encontrándose todas sus actuaciones sometidas al control constitucional (numerales 4 y 5 del artículo 266 CRD).

Mientras el Constituyente en relación al Estado de Defensa, (en caso de que la soberanía nacional o la integridad territorial se vean en peligro grave e inminente por agresiones armadas externas: Guerra Exterior), establece LA NO SUSPENSIÓN de doce (12) derechos y garantías fundamentales; en los Estados de Conmoción Interior y de Emergencia, SOLO PODRÁN SUSPENDERSE once (11) derechos fundamentales (Artículos 263 y 266 constitucional).

De los once derechos fundamentales que pueden ser suspendidos dentro del Estado de Emergencia, solo dos (2) han sido autorizados por el Congreso Nacional: La libertad de tránsito y la libertad de reunión.

El Poder Ejecutivo, además de los dos derechos fundamentales mencionados, se ha tomado la atribución de violar, ante la vista de todos, el sagrado derecho fundamental a la inviolabilidad del domicilio; así como la libertad individual, reduciendo a prisión más allá del plazo legal establecido, sin someter al ciudadano por ante la autoridad judicial competente.

Afectando con todas esas reprochables actuaciones, la base de todos los demás derechos fundamentales: La Dignidad Humana.

El Congreso Nacional, como Órgano de mayor representatividad democrática, está llamado a hacer cesar todas esas turbaciones manifiestamente ilícitas, no autorizando nuevas prórrogas, a éste ya improcedente, Estado de Excepción.

Es un deber, crear las condiciones para que todos los ciudadanos y ciudadanas, recuperen a plenitud el disfrute de sus derechos y garantías fundamentales, no solo reconocidos por la Constitución; sino también, por varios Tratados Internacionales sobre derechos humanos.


El autor es abogado, especializado en
Derecho Constitucional  y Administrativo.

Publicidad. Vota por Gonzalo y el PLD

Colabora con El Pregonero
Click aquí para donar

Compartir:
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •