La campaña de los sueldos

Editorial

Llama la atención una campaña en medios no tradicionales, mostrando los sueldos que ganan muchos hijos de los dirigentes del partido de gobierno, aunque debieran tal vez agrandar la investigación y checar a los hijos de dirigentes de partidos de la oposición y/o los contratos de trabajos, servicio o compras que muchos calladitos, tienen como el que no quiere la cosa.

Pero, el punto es que pareciera que ser servidor público una de dos o es vergonzoso o solo son botellas, ninguno de los medios y/o figuras que han tocado el tema lo han abordado más alla del chisme.

¿Trabajan esos servidores públicos los cargos que desempeñan? ¿están acordes con las calidades de aquellos que lo desempeñan?, ¿los sueldos responden al apellido de quien lo devenga o responde al perfil del cargo? Son muchas preguntas y todas están sin respuesta, porque el afán es hacer daño y no informar.

La discusión debe de resumirse a los puntos anteriores y a que cualquier hijo de vecino tenga la misma oportunidad de accesar de tener las mismas calidades.

Por lujosos que parezcan e increible que parezca hay muchos empleos públicos y privados que devengan sueldos de ese tipo y mayores porque la calidad se paga, y si bien el Estado NO es una piñata hay que dejar de ver que trabajar en el mismo es un sacrificio en pos del bien común, porque no lo es, un trabajo público ó privado es sólo eso, un trabajo y la meta en cualquiera de los dos es tener el mejor empleado por un sueldo acorde a sus funciones y a la preparación. Nadie estudia para ganar por debajo de lo que se merece, aunque suceda a menudo, el que le gusta sacrificarse se mete a misionero o algo por el estilo, el resto estudia, trabaja y espera algo a cambio.

Así que en vez de andar de cacería de brujas, aboguemos por buenos empleos, con buenos sueldos y la misma oportunidad de acceso para los mismos y 0 botellas. Esa debería ser la discusión.

elpregonerord@gmail.com 

Advertisements

1 comentario sobre «La campaña de los sueldos»

  1. Que equivocado estan en su enfoque. Lo que se está atacando es el nepotismo, algo que la ley prohíbe. Se está destacando con eso que las mismas personas, además del nepotismo, están apareciendo en otras nóminas. No sólo eso, sino que tampoco muchos lugares donde aparecen cobrando ni siquiera los conocen. Otros cobran en embajadas donde nunca han ido. De eso se trata. Si fueran justos los sueldos, o si son por el mérito al trabajo, entonces; ¿Por qué un médico no cobra el sueldo que merece?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.