Candidato presidencial PLD podría no decidirlo la base

Por pregoadmin

Por Alfredo De la Cruz


Hoy quiero analizar con ustedes sobre los imperativos estratégicos del Partido de la Liberación Dominicana (PLD) de cara a las elecciones del año 2024. Las vulnerabilidades que le acechan antes, durante y después de la primaria interna para elegir su candidato presidencial. De la posible incidencia de Leonel Fernández y la Fuerza del Pueblo (FP), así como de Luis Abinader y el Partido Revolucionario Moderno (PRM) en ese proceso interno del PLD y la estrategia de Danilo Medina con su alfil frente a Leonel Fernández. ¿Será Margarita o Abel? Vamos a descubrirlo a continuación. 

La actividad política electoral como siempre aquí en República Dominicana no descansa y ya empiezan a salir encuestas midiendo la favorabilidad de los posibles candidatos presidenciales de los tres principales partidos políticos dominicanos. Lo que de alguna manera grafica la rivalidad por el posicionamiento de las figuras que eventualmente podrían competir en las elecciones generales nacionales del año 2024. 

Esto se puede constatar en uno de estos sondeos hecho público el pasado lunes y que sitúa muy convenientemente a Leonel Fernández compitiendo de tú a tú con Luis Abinader y prefigura a Abel Martínez y Margarita Cedeño como los precandidatos con más posibilidades de alzarse con la candidatura presidencial del PLD. 

En todo caso, en el escenario electoral nacional la fuerza política que luce en mayor desventaja estratégica y hasta mediática es el PLD porque no tiene un candidato presidencial definido de cara al certamen del 2024. Porque, eventualmente el candidato legitimado del PRM, indiscutiblemente es Luis Abinader y nadie duda que Leonel Fernández es el candidato por antonomasia sempiterno de la Fuerza del Pueblo.  

De manera que, en esas parcelas políticas no se espera escuchar ruidos de sables por posibles aspiraciones no correspondidas o desafiantes por sus respectivas candidaturas presidenciales de cara al 2024. Lo que fuerza al PLD a ponerse rapidito, manos a la obra. 

El PLD ha dicho que escogerá su candidato presidencial en primarias abiertas, en octubre de este año. Eso fue lo que expresó su secretario general Charlie (el gordo) Mariotti, el lunes 15 de junio del 2021 cuando el Comité Político de ese partido se reunió para abordar el tema de las aspiraciones a la candidatura presidencial. Lo que reafirmó Margarita Cedeño y le puso fecha del 15 de octubre próximo, cuando a principios de la semana pasada recibió el apoyo de Gonzalo Castillo pasado candidato presidencial del PLD en las elecciones del 2020.   

En momentos como el actual, en medio de la realidad política nacional y antes la posibilidad de que algunos lideres políticos estén jugando su última partida de póker político por asuntos biológicos, es muy probable que fuerzas externas busquen incidir para influir en los resultados del proceso interno del PLD cuando se vaya a elegir el candidato presidencial de esa agrupación política.  

A estas horas es casi imposible hablar de alianzas entre el PLD y la FP con la actual correlación de fuerzas. Pero, si las cosas cambiaran y el candidato a la presidencia del PLD fuera Abel Martínez es muy probable que el terreno fuera más favorable a una posible alianza electoral PLD-FP. 

En ese sentido, lo más lógico y conveniente para el León de Villa Juana sería obviar a Margarita Cedeño y mandar a votar, a los “fupistas” que aún están en el padrón del PLD y a otros, si las primarias fueran abiertas por Abel Martínez porque esto le garantizaría, de Abel ganar la candidatura presidencial del PLD, la potencialidad de una propuesta común basada en la unidad de ambas fuerzas políticas. Lo que no es tan difícil entre gentes que antes estuvieron vinculados en un mismo partido y en este caso, Abel como la formula vicepresidencial en la boleta verde de la FP. 

 Decimos que es lógico para Leonel obviar a Margarita Cedeño por razones altamente comprensibles, basadas en situaciones que han ocurrido en las vidas de ambos desde la campana electoral del 2020, luego de Leonel Fernández salir del PLD y tras el divorcio de Fernández y Cedeño.

Pero hay un segundo riesgo para el PLD y es que, si desde el PRM decidieran incidir en el proceso interno del PLD, en unas primarias abiertas, podrían apostar, si lo decidieran, por favorecer al candidato más vulnerable y más facil de vencer en las elecciones presidenciales del 2024.  

Si estos escenarios se pusieran en marcha, existen dos grandes imponderables para un PLD que quedaría entrampado con un candidato presidencial no decidido o elegido por sus bases. En otras palabras, el PLD podría tener un candidato presidencial que no sería la expresión de la voluntad libérrima de los peledeistas, sino la construcción de sectores externos a esa fuerza política. 

Ambos riesgos están ahí para el PLD y tienen muchos fundamentos toda vez que el método de elección del candidato presidencial del PLD sea primarias abiertas. 

Pero no podemos obviar el factor Danilo Medina y además su inquina con Leonel Fernández. Puesto que, si Danilo sigue con su fijación con Leonel y rechaza unirse a este en un proyecto presidencial donde Leonel cargue con la candidatura a la presidencia, Danilo podría señalar a un candidato que no favorezca esa unidad, pero le garantice a él continuar en el control del PLD y él puede hacerlo, puede inducirlo pues tiene los recursos para ello y controla las estructuras del PLD. Es más, el PLD actual es Danilo.  

Ese candidato o candidata, es Margarita Cedeño que es la más distante para un posible acuerdo con Leonel Fernández y aquí se conecta con otros análisis que hemos hecho en meses anteriores, donde hemos explicado porque Margarita Cedeño es la candidata preferida y decidida de Danilo Medina. 

Pero esa decisión es un peligro que podría traer una tercera vulnerabilidad al PLD y es que, en un hipotético escenario de cara al 2024, Margarita Cedeño tendría muy pocas posibilidades de imponerse a Leonel Fernández y mucho menos posibilidades de ser la candidata que represente a la oposición política nacional frente a una reelección casi segura del presidente Luis Abinader. 

Comprendemos que es temprano aun, pero es conveniente explorar estos escenarios donde estas fuerzas políticas que se contraponen están actuando a tan solo 4 meses para las primarias del PLD, pero a casi 23 meses para las elecciones presidenciales del 2024.  


Beneficios de la Fibrasina

Relacionadas