Asesinato de basquetbolista de origen dominicano en Massachusetts habría sido por celos

Por redacciones

Miguel Cruz Tejada

El Pregonero, NUEVA YORK._ El asesinato del basquetbolista de origen dominicano Carl Hens Belliard de la Universidad Estatal de Massachusetts la semana pasada habría sido por celos según las teorías basadas en nuevos detalles reveladas por medios de ese estado.

El acusado, Missael Peña Canela acusado ante un juez en la Corte Superior de Salem (Massachusetts) se declaró no culpable de los cargos de homicidio en primer grado y posesión criminal de arma, después que el basquetbolista fue hallado muerto de un tiro en la espalda dentro de su vehículo.

El homicidio fue perpetrado el Día de Halloween y si Peña Canela es declarado culpable enfrenta cadena perpetua. Sigue preso sin derecho a fianza y Deberá regresar a la corte el primero de diciembre de este año.

El canal de televisión WCBV dijo el miércoles que la víctima estaba acompañado por una mujer en el carro cuando fue asesinado y el periódico Worcester Telegram & Gazette reveló que Peña Canela había arrebatado y destruido el celular de la mujer que no ha sido identificada.

Los fiscales dicen que el acusado y la mujer tenían un noviazgo intermitente sin ofrecer más detalles sobre el romance.

Junto con el asesinato, Canela es acusado de destrucción de propiedad por romper el celular.

Durante la lectura de cargos, Peña Canela admitió haber disparado los tiros que mataron a Belliard añadió WCVB, citando a los fiscales.

«En este momento, mi cliente es inocente. Creo que hay mucha información que necesitamos saber», dijo la abogada defensora del imputado, Debra de Witt.

Cuestionó la afirmación de la fiscalía de que su cliente confesó el asesinato a la policía.

«Es una novedad para mí que supuestamente declaró que cometió el asesinato», le dijo la abogada a la cadena CBS News.

Belliard, quien se graduó de la escuela secundaria North High School en Worcester, ayudó a su equipo universitario a ganar el campeonato estatal de Primera División. En mayo, el equipo fue honrado por el alcalde de Worcester, Joseph Petsey, por la victoria que entregó un reconocimiento a la víctima.

Belliard estaba a pocos días de participar en su primer partido como estudiante de primer año de la Universidad Estatal de Salem. El entrenador asistente David Babb estaba en la corte desesperado por averiguar qué provocó el asesinato y que ocurrió horas después de que miles de personas se reunieron en Salem para celebrar Halloween.

Los miembros del equipo se reunieron alrededor de un monumento erigido en honor a Belliard y guardaron un momento de silencio antes de dejar una pelota de baloncesto firmada.

La madre del jugador Altagracia Belliard, dijo la semana pasada que el baloncesto había sido la pasión de su hijo desde que tenía 2 años y soñaba con convertirse en una estrella.

«Nunca se rindió. No importaba lo difícil que fuera, él seguía esforzándose», añadió la afligida madre al canal WHDH.

Después del campeonato de la escuela secundaria, Belliard dijo que se sentía que su sueño estaba siendo hecho realidad.

Jugaba la posición de delantero midiendo 6 pies y 5 pulgadas y planeaba estudiar ciencias del ejercicio en la universidad y obtener un doctorado en fisioterapia.


Relacionadas