Denny Yocasta Santana de Pressley, personaje artístico de Cambita Garabitos*

Arte Gente

Por: Infonso Verla

Cambita Garabitos.-Denny Yocasta Santana de Pressley nació el 25 de mayo en Baní, provincia Peravia. Hija de la señora Carmen Santana y el señor Jesús María Soto.

La señora Santana de Pressley llega a Cambita Garabitos a la edad de nueve años. Es la segunda de cinco hermanos, siendo el mayor Joiser Merquíades. Después le siguen Wendy, Dayli y Kleiton.

Realizó sus estudios primarios en la escuela de Cambita Garabitos, “Pedro Domínguez”.

Está casada con el señor Robert Pressley, con quien vive en Atlanta Georgia, Estados Unidos. Procrearon cinco hijos: Frao, Angge, Yeuri Denis, Elena y Jhoan.

Vida Artística

Expresa que desde muy temprana edad le gusta cantar, un talento que desarrolló desde niña, manifiesta que nació artista.

“Cuando no había luz por la noche en Cambita, casi siempre faltaba la energía eléctrica, los vecinos me ponían a cantar para deleitarse de mi voz infantil y así pasaban el rato alegre. Yo les interpretaba diversas canciones de la época”.

Se emocional al decirnos que cuando su madre la enviaba a comprar algunas que otras cosas, las personas en las calles, la paraban y ponían a cantar. “Muchas veces me olvidaba el mandado y luego tenía serios problemas con mi madre”.

Fue desarrollando su talento a medida que pasaba el tiempo, ganando fama en todo el pueblo y recorriendo todo el municipio de Cambita Garabitos, convirtiéndose así en una voz prodigio.

Desde muy joven se motivó a participar en los festivales locales. “De todos los que participé, el primero nunca he podido olvidarlo. Este se realizó en el salón multiusos, donde hoy las monjas tienen un colegio, pero a pesar de mi hermosa voz, no gané ninguno de los tres lugares del evento”. Recuerda a la joven que ganó el festival, con una preciosa canción: “estúpido amor mío”. Para la época competía con Wander Bello, Mirna Domínguez, Rosmery, entre otros.

Como ironía de la vida, Denny nunca ganó un festival de la voz en Cambita Garabitos, sin embargo, siempre ha vivido de su voz y talento artístico.

Su juventud fue muy traumática, pero nunca perdió su enfoque, con miras a ser artista profesiona. La falta de recursos economicos no le permitieron avanzar en sus propósitos. Le embarga nostalgia y con la voz entrecortada nos cuenta algunas de las calamidades que pasó cuando intentaba abrirse camino como artista, quería darse a conocer fuera de Cambita. Muchas veces tuvo que amanecer en la parada de transporte de San Cristóbal, que para la época no era fácil conseguirlo después de las siete de la noche.

“Tuve muchos problemas con mi madre por las circunstancias de tener que amanecer fuera de casa. La situación se ponía tan tensa entre nosotras, que muchas veces me iba a vivir con mi padre o alguna amiga. Pero el calor de madre no se hacía esperar, así que al poco tiempo regresaba con ella”.

Nunca tuvo el apoyo que esperaba para desarrollar su meta, se lamenta.

Narra uno de sus más bonitos recuerdos, en muchas ocasiones, los hermanos Peñaló, Jenito y El Zorro de Mendoza, les invitaban a cantar en el piano bar y le ayudó a que la conozcan un poco más en lugares fuera de su pueblo natal.

Participó en diferentes programas y concursos nacionales, destacándose siempre con su impecable voz y su buen manejo en el escenario.

Tuvo la oportunidad de viajar a México y tener dos presentaciones artísticas. Esta fue la única vez que participó fuera del país en algún escenario hasta el año 2018.

En la actualidad pertenece al Coro San Judás Tadeo, de la Policía Nacional Dominicana, en esa institución trabaja desde el año 1997. Agradece al señor Jenito Peñaló por darle la oportunidad de introducirla a la Policía Nacional.

Aún tiene varios sueños por lograr, como grabar una producción y cantar en diversos escenarios, pero nos comenta que su vida ha tomado un giro extraordinario después de haber conocido al Señor y aceptarlo como rey supremo en su vida. Es cristiana, le sirve a Dios y dice estar segura que el propósito de Dios en su vida comienza a partir de su conversión.

Ahora escribe canciones, cosa que nunca pudo hacer en la vida fuera de la conversión. Pretende grabar y dice esperar el momento que Dios le indique cual será su misión en su obra.

Recomienda nunca darse por vencidos en la vida, siempre hay que luchar nuesteos sueños, cueste lo que cueste, el que se da por vencido es como no vivir. La vida nos da golpes fuertes y al mismo tiempo da la oportunidad de resurgir y ser más fuertes en la lucha de nuestras metas.

“Siempre he vivido del talento que Dios me dio, he tenido altas y bajas, decepciones y emociones, es por eso que le exhorto a seguir adelante, Dios siempre llega en el momento justo, eso lo vivo en carne propia”.

Se despude con el siguiente mensaje: “Adelante que la vida no es fácil, pero más difícil es rendirse”.

Advertisements

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.