La tragedia de Villas Agrícolas

Editorial

La tragedia enluteció la navidad dominicana, pero la explosión en Polyplas ha de dejarnos varias enseñanzas, aún incluso sin un informe definitivo.

La primera y tal vez más importante es algo que se ha discutido bastante sin terminar de tomar el toro por los cuernos. La falta de un plan de ordenamiento territorial que organice la ciudad y lleve a las afueras de la ciudad industrias que no deberían ya estar en plena capital, lo segundo es que en videos regados por las redes se puede observar a empleados hablando con una tranquilidad pasmosa de como el gas los envolvía, cualquiera pensaría que ante un escape de esa magnitud los empleados deben de salir inmediatamente; ¿habrán hecho alguna vez algún simulacro de emergencias? Pero el puro sentido común indica lo que habría que hacer y grabar Facebook o Instagrams live no es, además; ¿Por qué no se escuchan las alarmas?

Pero no todo es malo, la rápida respuesta de las autoridades son una muestra de lo mucho que hemos avanzado, niños evacuados rápidamente, decenas de camiones de esos héroes abandonados y muy poco apreciados, nuestros bomberos y demás personal de respuesta, ayer dieron un ejemplo de como hacer su labor, aún con la precariedad que todos sabemos que padecen.

La respuesta de la comunidad es digna de aplaudir, enternece el alma, ver a la gente ayudando a los heridos, nos recuerda que no todo está perdido y que aún queda humanidad en nuestros corazones.

Una vez se entregue el informe sabremos que pasó, pero mientras la Alcaldía y el Gobierno Central deberían empezar a pensar cuando tomaremos medidas engorrosas y difíciles, pero que definitivamente hay que tomar.

elpregonerord@gmail.com

Advertisements

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.