Las inhibiciones sexuales femeninas

Opinión

Por Mery Ann Ramírez 


Antes de desarrollar este artículo; quiero decir que no es apto para todas las edades y que espero que Kelvin; mi editor (hahaha) no me censure algunas explicaciones… para empezar, aunque no se trata de un escrito para niños, siempre me gusta dar una breve definición del tema o los significados acuñados al título.

En este caso estamos hablando de sexo y es por esto que mis explicaciones o preámbulos serán acerca de la sexualidad. Cuando hablamos de sexualidad la connotación que le demos dependerá mucho de lo que prosiga a la palabra; ya que sexualidad tiene o más bien puede tener dos acepciones, la primera referente al conjunto de características físicas y psicológicas de cada ser, y la segunda con respecto al cúmulo de actividades y comportamientos relacionados con el placer sexual. Exordio, si usted es muy religioso, dígase así tipo religioso fanático esto no es para usted, así le ahorro sus caras de horror y no se perturba su mente… entonces vamos a entrar en materia.

Historia

Para mi es casi un mandamiento que dentro de cada artículo que se escriba debe haber siempre un poco de historia (y dentro de cada mente humana). Vamos a ser honestos, el motivo de que estemos donde estamos y de que muchas cosas pasen de cierta forma, nuestro obrar, pensar, etc. Todo esto se lo debemos a algo que nos precedió, y pensemos que por mucho que hayamos evolucionado seguimos siendo el producto de esa historia y en muchos casos se vislumbra, pero lo más importante de todo esto es que; es el conjunto de esa crónica y la que estamos trazando cada día las que definirán el futuro. El sexo ha pasado por varias etapas de presentación o mejor dicho representación desde de las antiguas civilizaciones hasta el día de hoy. En el antiguo Egipto la sexualidad era algo muy familiar para ellos y carecían de muchos de los tabúes que nosotros “los más evolucionados” tenemos. Sus referencias iconográficas en cuanto a este tema son bastante explícitas, durante el Egipto faraónico el sexo se representó de una forma natural y sin tapujos. A pesar de los cinco milenios de duración de esta civilización se empieza a datar el sexo y sus prácticas de manera abierta solo a partir de esta etapa faraónica.

En esta etapa la mujer gozaba de autonomía y no de dependencia como en otras civilizaciones, por ejemplo no era imposición que llegasen virgen al matrimonio y generalmente se casaban siendo aún muy jóvenes, a diferencia de Grecia en donde  se separaban a los varones de las hembras hasta una edad muy adulta. No existía matrimonio legal como conocemos hoy, sino que el enlace surgía al irse a vivir juntos. A pesar de ser una sociedad tan liberal el motivo del matrimonio era por cuestiones de reproducción, la poligamia era permitida siempre y cuando no se irrespetara a la mujer (monetariamente… mi amigo); y que decir de las tan mencionadas orgias griegas, romanas, egipcias etc. Ahí se juntaban una caterva de gente y como dice Rita Indiana “Tú me das y yo te doy”, pero no me mal entiendan todo esto era con fines religiosos ok. Jummm… para terminar el recorrido histórico pasen y vean el Papiro erótico de Turín para que usted vea y entienda que la industria pornográfica existe desde los tiempos de la rasquiña. Si usted no me cree busque en la india antigua; el libro del Kama Sutra.

Presente

Ahora sí, vamos a hablar de verdad, honestamente no sé por dónde empezar, esto tiene tela para hacer bastantes trapos. Pues bien, me pregunto en que tiempo nos alcanzó la involución sexual y volvimos a la época en la que cuando dabas rienda suelta a tus deseos y experimentabas cosas diferentes eras castigado, en el caso de los hombres incluso con la castración. Como cada vez que hablo, escribo o pienso, trato de dar ejemplos que generalmente son mis vivencias… ya sea directamente mía o de un particular de mi entorno o en ocasiones aspectos de mi ideología como persona.

Yo tenía no hace muchos años atrás una vecina que era mi amiga hasta que descubrí que le quería vivir la vida al barrio entero, desde ese momento fue solamente mi vecina. Pues, sucede que la vecina siempre iba a mi casa y cabe resaltar que yo tenía unos quince o dieciséis años y ella tenía como treinta; y empezaba a comentar todo lo que había recolectado de la gente que vivía allí, hasta el día de hoy no entiendo porque conmigo, porque si hay algo que yo detesto es el chisme y peor aun cuando se trata de juzgar a alguien y por esto siempre la reprendía, pero ella después que se le iba la vergüenza del boche (regaño) volvía. Entonces un día de esos; inspirada… me di cuenta que ella tenía un problema y que hay gente que simplemente tienen que hablar de los demás aunque a ti te importe una mierda ellos hablaran y juzgaran en los demás lo que por alguna razón, quizás solo una razón en sus mentes; ellos no están permitidos a hacer, pero que tal vez se mueren por experimentar. Señores la vecina iba cada vez que tenía algún acontecimiento nuevo, me acuerdo como hoy que cuando escuche la primera vez del sexo anal y de muchas situaciones sexuales se lo escuche a ella, diciéndome que si supe que a santa Susana la dejó el marido porque le estaba pegando los cuernos con otro tipo al que si le dio el c…. que a él tanto le negó. ¿Cómo ella se enteraba de todos estos detalles?, IDK… pero se me grabó ese episodio porque yo era una niña y viene esta mujer a decirme a mí eso, se me quedó en la mente porque pensé, como así, algo que se hizo para sacar no para meter (usted entiende), cochina… pensé en ese momento, pero en fin.

Varios años después fui creciendo y con el crecimiento aprendiendo, se terminaron de forjar mis ideas concerniente a este tema y a muchos otros, se definieron mis actitudes y se desarrollaron mis aptitudes, siendo honesta yo soy una mujer que no es que sea demasiado feminista es que yo soy una mujer macho, si así mismo, yo pienso como hombre, claro con la inteligencia femenina que a ellos les falta, en algunas ocasiones me he preguntado si mi lado masculino es quizás porque tenga alguna lesbiana habitando en mí, pero nunca me ha gustado una mujer aunque créame que soy de las mujeres que admira la belleza de otras féminas; como decía, nunca me ha gustado una mujer. En cambio cuando un hombre me parece interesante por la regalada razón que sea, mi cerebro empieza a sentirse como Afrodita; entonces descarté el asunto del lesbianismo y fue cuando descubrí que soy una mujer que piensa como hombre porque aunque crecí rodeada de mujeres y hombres, mi preferencia fue siempre estar rodeada de varones y aprendí todas sus mañas. Vamos a ser objetivos, el mundo es machista de por sí, solo aprendan de las terminologías, El Mundo por qué no puede ser La Munda, El Hombre, pero en este viene incluido el sexo femenino, El Lenguaje, si notan EL. Entonces te das cuenta que por estas cosas es que por siglos el hombre siempre ha disfrutado más que las mujeres, se ha preguntado usted alguna vez ¿el por qué?, sencillo… ellos no tienen inhibiciones, ellos solo buscan aquello que los haga feliz y seamos sinceros esa felicidad dura cuanto mucho quince minutos… ellos tienen dos, tres y hasta cuatro mujeres; ahhhh pero ellos son unos bacanos, y si tu como mujer lo haces eres una puta. Pensando en esta diferencia tan sexista le pregunte a uno de mis amigos machos, si porque usted sabe hay que especificar porque dentro de la terminología machista aunque hay un término para amigas cuando usted dice amigos está ahí de dependencia metida la mujer también. Le pregunté a mi amigo el por qué pasaba esto y el me respondió con la parábola de la llave y el candado. Para el que no conoce esta paradoja consiste, en que los hombres siempre cuentan que una llave (ellos) que abre muchos candados es una llave maestra, pero que un candado (usted mujer) que se deja abrir por muchas llaves no sirve. Entonces para no hacer muy largo el asunto que ya me duelen las nalgas de estar sentada escribiendo yo le voy a explicar a calzón quitado el por qué tenemos tanto prejuicios, cuáles son y como erradicarlos.

¿Por qué somos prejuiciosas y tenemos tantas inhibiciones sexuales?

Nuestra sociedad involutiva sexualmente hablando, después de cristo sumergió a la parte femenina en las penumbras de las críticas sociales sino se rige por las reglas “Morales”, reglas que inventaron un grupo de hombres egoístas, ya que ellos pueden tener sesenta, pero matan a las mujeres que tienen si estas tienen una segunda base. Nuestros antecesores, es decir, nuestras abuelas, bisabuelas, las que están antes de ellas y hasta llegar a nuestra madre nunca se cuestionaron nada de esto y simplemente siguieron la corriente de lo que le enseño su madre; porque esto lo hacía la abuela. Amigo la iglesia también influye, créame que la idea monoteísta de que todo lo que hagas está mal también afecta, en las sociedades politeístas solían ser más abiertos o lo que se conoce para los conservadores como practicas perturbadoras. Para la iglesia, según dicta la biblia el sexo no es para el disfrute, sino para parir, y de hecho aun en muchos lugares del mundo sigue siendo. Vetando de esta forma a las mujeres de emprender su libertad sexual y le obligan a reprimir sus ganas. Entonces si según la iglesia no es para disfrutar, no es bien vestido el sexo, imagínese usted entonces como será visto con sus diferentes formas de prácticas. Todo esto hace que a la hora de irnos a la pelea con el león seamos tan vergonzosas y básicas.

¿Cuáles son las inhibiciones sexuales que tenemos las mujeres?

Aunque resulte increíble de creer hay muchas mujeres que aún viven reprimidas sexualmente, hablo por esas no por aquellas que se comen todo solita y hacen y deshacen. La verdad es que nosotros tenemos muchas parafilias que contenemos. Hice una investigación en la que le preguntaba a las mujeres sobre su sexualidad, y afortunadamente todas mis amigas son las mejores, super OPEN MINDED. Por  ejemplo, hay muchísimas mujeres que no practican el sexo oral porque les parece asqueroso e impuro, el problema no es tanto que no lo hagan, amigoooo es X, prohibido absolutamente que el hombre quiera bajar al pozo, ellas no lo dejan. Hay otras que ni por el diablo, si usted es hombre y se ira a la guerra con ella ni se le ocurra ponerle la manito por el ano porque puede ser que lo dejen con su pene parado y tenga que ir a matarse solito. Esta conducta increíblemente supe que también pasa con los hombres, amiga mía, si usted es de las mujeres que le gusta pasar manito por el anito cuando está en su cosa, pregúntele al amigo primero no vaya a ser que a ese hombre se le meta el demonio y le dé un puñetazo, si porque se han visto casos. Hay mujeres que se sienten atraídas por otra, pero no quieren probar porque ante la sociedad serán unas depravadas lesbianas. Darle rienda sueltas a sus fantasías Y por último el más bizarro de todo para mí, hay mujeres que se tienen prohibido masturbarse.

¿Cómo erradicar esos prejuicios sexuales?

El primer paso es pensar siempre en el disfrute personal, lo que te gustaría y te haría sentir bien, el mundo es eterno, pero la vida no y usted se hará vieja así que viva ahora, trate de cumplir todas sus fantasías, por ejemplo si a usted le parece que ver dos personas en acción lo va a hacerse sentir bien dele para allá, si tener una mujer y un hombre le parece excitante pues hágalo porque será para disfrute suyo y deje a la sociedad ahogarse en sus tabúes, nadie absolutamente nadie tiene porque juzgarte. Olvídate de la iglesia, cada quien le da el significado que quiera a las cosas, entonces porque tienes tu que adoptar el que otro quiera, (en el Papiro de Turín, habían sacerdotes en las orgias, acompañado de frases tan poco sutiles como “Ven y métemela por detrás”; entonces la iglesia funciona para una cosa y para otra no.

Pruebe de todo para que pueda saber lo que le gusta y lo que no, recuerde que sabiendo hacer las cosas todo se puede hacer y cuidándose.

Practique su Kama Sutra que ya no estamos en la edad media en la que la única posición permitida era el misionero. Ponga al hombre a hacerle lo que a usted le gusta porque no solo es él el que puede disfrutar el coito, un consejo porque sé que hay muchas mujeres que no saben que decirle al amiguito porque no conocen su cuerpo, hágase su p… mastúrbese y va a encontrar el punto en donde se sentirá bien. Para finalizar con el tan vetado sexo anal no se preocupe que lo que entra sale.

Me fuiiiiii bye.

Advertisements

3 thoughts on “Las inhibiciones sexuales femeninas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.